divendres, 1 de setembre de 2017

Putin: "Es erróneo e inviable el cálculo de la presión sobre Pionyang para resolver la crisis"

En vísperas de la novena cumbre del grupo BRICS, que se celebrará en la ciudad china de Xiamen del 3 al 5 de septiembre, el presidente ruso Vladímir Putin ha evaluado en un artículo los logros y retos claves de esa agrupación de naciones y del mundo actual. El mandatario destaca que los cinco países integrantes de esa alianza "han reforzado de forma significativa sus posiciones en el mundo", a la vez que han logrado "hacer un avance serio en áreas claves de cooperación: política, económica y humanitaria". Putin pone de relieve el hecho de que la cooperación del grupo internacional se basa en los principios de "igualdad, respeto y consideración de las opiniones", y manifiesta que "en el BRICS nadie impone nada a nadie". Por ello, califica de "constructiva" esa cooperación, que considera dirigida a formar "un orden mundial multipolar y justo" y a crear "posibilidades iguales para el desarrollo de todos los países".

El presidente ruso señala asimismo que con la unidad de esfuerzos de todas las naciones se puede "asegurar la estabilidad en el planeta" y encontrar modos para "resolver conflictos intensos", entre ellos los de Oriente Medio. Putin subraya que, gracias a las acciones de Rusia y otros países, se han logrado últimamente "premisas para la mejora de la situación en Siria". Por su parte, Rusia "insta a empezar a formar un amplio frente antiterrorista, con base en el derecho internacional y bajo el papel central de la ONU". Es esencial que esta medida "no se tome con palabras, sino con acciones".

Putin reconoce que la situación actual en la península coreana "se ha exacerbado y se está balanceando al borde de un conflicto de gran envergadura". El presidente ruso tacha de "erróneo e inviable" el cálculo de que se podrían detener los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte "exclusivamente a través de la presión sobre Pionyang". Asevera, por el contrario, que "las provocaciones, la presión, la retórica beligerante e insultante llevan a un callejón sin salida".

Por otra parte informó que, junto con China, Rusia ha elaborado una 'hoja de ruta' para la resolución del conflicto en la península coreana, que tiene como objetivos "contribuir a una reducción por etapas de las tensiones" y crear "un mecanismo de paz sólida y seguridad".

Rusia, añade el mandatario, "comparte las preocupaciones" de los países miembros del grupo BRICS sobre "la injusticia de la moderna arquitectura financiera y económica global", que "no toma en cuenta el creciente peso económico de los países en desarrollo". Finalmente, afirma su certeza de que los BRICS "seguirán abogando, de forma consolidada, contra el proteccionismo y las nuevas barreras en el comercio mundial", informa RT.

El misil de Kim como oferta de diálogo
El lanzamiento más reciente de un misil demuestra que las sanciones y las amenazas no intimidan a Corea del Norte, que quiere negociar con EEUU de igual a igual. Con el lanzamiento de un misil balístico que sobrevoló Japón, Corea del Norte ha vuelto a echar más leña al fuego en el este asiático. Esto no se lo esperaban ni en Washington, ni en Bruselas, ni en Berlín. Es más bien el presidente estadounidense, Donald Trump, quien creía que con el endurecimiento de las sanciones y amenazando con un ataque militar haría entrar en razón a Corea del Norte. Sin embargo, esta suposición es falsa.

Fondos acusan a Bruselas de fallar en la evaluación del Popular
Algebris, Anchorage y Ronit acusan a la Comisión Europea de ser el responsable último de los errores de la resolución de Popular que emitió la Junta Única de Resolución (JUR). Estos fondos han planteado dos recursos ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), uno contra la JUR y otro dirigido específicamente contra la Comisión Europea. Se trata de los únicos inversores que hasta la fecha han presentado dos recursos distintos entre los 52 que ha admitido a trámite el TJUE.

Catalá vuelve a ser reprobado por la crisis de LexNet
La comparecencia del Ministro de Justicia, Rafael Catalá (PP), sobre la crisis de LexNet, a solicitud del PSOE, Podemos-En Comú, Podem-En Marea, Ciudadanos, Esquerra Republicana y el Grupo Mixto, no ha convencido a ningún grupo de la oposición en el Congreso, y han tildado la actitud de Catalá de “indolencia, mal político, ministro reprobado, mal gestor”, e incluso le han pedido la dimisión o su cese al Gobierno del Partido Popular.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada