divendres, 1 de setembre de 2017

Un mando de la PN fue quien informó a los Mossos de la amenaza

Un alto mando de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Cataluña fué quien contactó personalmente con el responsable de antiterrorismo de los Mossos, Manel Castellví, para informarle de la existencia del comunicado remitido el pasado 25 de mayo por el National Counterterrorism Centener (NCTC) de Estados Unidos, que alertaba de la posibilidad de que se produjeran ataques terroristas en las Ramblas de Barcelona durante el verano. En concreto, se trata del jefe de la Brigada Provincial de Información de Barcelona, quien llamó a Castellví con el fin de cerciorarse de que había recibido adecuadamente el mensaje de los servicios de inteligencia norteamericanos.

La llamada se produjo en los siete días siguientes a la recepción del comunicado y el mando antiterrorista de la Policía Nacional la hizo con el fin único de cerciorarse de que los Mossos también tenían en su poder la nota y la tenían en cuenta, dado que es el cuerpo de seguridad autonómico el que tiene la competencia de seguridad ciudadana en Cataluña y el único que tenía capacidad para tomar las medidas adecuadas para asegurar las Ramblas. El aviso, además, solo podía ser aprovechado policialmente en ese sentido, dado que no aportaba dato alguno para avanzar en una investigación.

Castellví confirmó a su colega de la Policía Nacional que efectivamente ya tenía sobre su mesa la nota del organismo estadounidense, por lo que el asunto no era algo nuevo para él. Sin embargo, y a pesar del doble aviso recibido —a través del NCTC y por medio del citado mando policial—, los responsables del cuerpo autonómico dieron una "baja credibilidad" a la advertencia, como reconoció ayer el 'major' de la corporación, Josep Lluís Trapero, durante la comparecencia pública que protagonizó junto al 'conseller' de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, en la que ambos admitieron la existencia del comunicadoque alertó del riesgo el 25 de mayo, aunque se negaron a revelar qué organismo lo había remitido.

Por añadidura, Trapero admitió que, tras los atentados del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils —en los que perdieron la vida 16 personas—, se produjo una comunicación entre los Mossos y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) a cuenta del citado aviso del NCTC norteamericano, contacto que se suma al que mantuvo Castellví con el mencionado alto mando de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, que sin embargo sí se produjo antes de la masacre; en concreto, pocas horas después de la remisión del comunicado del NCTC.

La nota de aviso del centro contraterrorista norteamericano fue enviada también al propio Citco, a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en los mismos términos en que fue remitida a los Mossos. Todos los citados organismos con competencias contra el terrorismo recibieron la alerta, por lo tanto, el mismo día y en el mismo formato que la policía autonómica, a través de un "correo cifrado" que llegó a los responsables antiterroristas directamente desde el enlace del NCTC, según explican fuentes de la lucha antiterrorista.

Según Trapero, sin embargo, no solo la policía autonómica dio "baja credibilidad" al comunicado de la inteligencia estadounidense, sino que también el Estado le restó "veracidad". El jefe de los Mossos argumentó que no se habló de esta amenaza en las reuniones de las mesas de evaluación de la amenaza terrorista del mismo 25 de mayo y del posterior 8 de junio. Tampoco en la junta de seguridad que se celebró en Cataluña el pasado 28 de junio, insistió Trapero. Este último extremo fue confirmado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que aseguró no haber sido avisada de alarma de posible atentado alguna, ni siquiera en la mencionada junta de seguridad, "donde consta expresamente que a petición del ayuntamiento se trata siempre de la alerta terrorista sobre nuestra ciudad".

Pero la realidad se tornó tozuda y confirmó la advertencia de los servicios de inteligencia norteamericanos. El 17 de agosto, apenas dos meses después del aviso, el marroquí Younes Abouyaaqoub cogió una furgoneta alquilada y entró en las Ramblas a toda velocidad haciendo eses con el fin de alcanzar al mayor número posible de ciudadanos. Atropelló a decenas de personas, 14 de las cuales perdieron la vida con motivo del ataque perpetrado en la turística calle barcelonesa. En su huida, el terrorista apuñaló a un hombre más (Pau Pérez) para robarle el coche. Horas después, en un atropello similar en Cambrils, murió la decimosexta víctima.

Según reveló ayer 'El Periódico', los servicios de inteligencia norteamericanos remitieron una nota muy concreta. "Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo de 2017 indicaba que el Estado Islámico de Irak y Ash-Sham (ISIS) estaba planeando llevar a cabo ataques terroristas no especificados durante el verano contra emplazamientos turísticos muy concurridos en Barcelona, España, específicamente en la calle la Rambla", rezaba la advertencia del NCTC a la que los Mossos no dieron credibilidad.

Tras la información revelada por el diario catalán, El Confidencial pudo confirmar su contenido en todos sus términos. La nota fue remitida a todos los organismos competentes en la materia por el NCTC, con el fin de que estos pudieran tomar las medidas de seguridad oportunas y no para que el contenido de la misma fuera utilizado en procedimientos judiciales, ya que se trata de conclusiones elaboradas tras el análisis de diversos informes de las agencias de inteligencia estadounidenses.

El aviso partía inicialmente de la CIA, por lo que el NCTC no hizo más que de correa de transmisión. Este último organismo, de hecho, aglutina y analiza la información que proviene de una veintena de agencias de inteligencia estadounidenses —entre ellas, la National Security Agency (NSA), la mencionada Central Intelligence Agency (CIA) o la Federal Bureau of Investigation (FBI)— y lleva a cabo advertencias como esta dirigidas tanto al propio Gobierno estadounidense como a organismos similares (el Citco, por ejemplo) de países aliados o a fuerzas de seguridad extranjeras.

Tanto Guardia Civil como Policía Nacional y CNI entendieron que el comunicado no tenía utilidad para hacer avanzar investigación alguna, dado que —según las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas— "no aporta dato alguno relevante" en este campo. "Ni una filiación, ni un teléfono, ni una matrícula, ni una dirección de correo electrónico, ni una web ni ninguna información que se pueda introducir en las bases de datos policiales" que inicie una investigación, añaden las mismas fuentes, que aseguran que en todo momento las fuerzas de seguridad estatales le han dado la importancia que tiene, que se limita al ámbito de la seguridad ciudadana, informa El Confidencial.

EEUU confirma que alertó a los Mossos
El 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, y el 'major' de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, se han visto forzados este jueves a reconocer que la policía catalana sí recibió el 25 de mayo una alerta sobre el riesgo de que el Estado Islámico (EI) atentara este verano contra zonas turísticas de Barcelona, «específicamente en la Rambla». Ambos negaron, en cambio, que esta advertencia procediera de la CIA, con el conocido argumento de que los Mossos no tienen relación con los servicios de inteligencia.

Satty fue vigilado por radical en prisión
El seguimiento que se realizó a Abdelbaki Es Satty, presunto cerebro de los atentados en Barcelona y Cambrils, en el centro penitenciario de Castellón I, donde cumplía condena por tráfico de drogas, se confirma ahora con una nota interna de prisiones informando que el imán de Ripoll había sido investigado por su supuesto «carácter radical salafista». El preso figuraba en los ficheros FIES, concretamente al grupo C, donde se incluye a los presos susceptibles de radicalización. El juez que evitó su expulsión desconocía esta información.

Catalá vuelve a ser reprobado por la crisis de LexNet
La comparecencia del Ministro de Justicia, Rafael Catalá (PP), sobre la crisis de LexNet, a solicitud del PSOE, Podemos-En Comú, Podem-En Marea, Ciudadanos, Esquerra Republicana y el Grupo Mixto, no ha convencido a ningún grupo de la oposición en el Congreso, y han tildado la actitud de Catalá de “indolencia, mal político, ministro reprobado, mal gestor”, e incluso le han pedido la dimisión o su cese al Gobierno del Partido Popular.

Putin: "Es erróneo e inviable el cálculo de la presión sobre Pionyang para resolver la crisis"
En vísperas de la novena cumbre del grupo BRICS, que se celebrará en la ciudad china de Xiamen del 3 al 5 de septiembre, el presidente ruso Vladímir Putin ha evaluado en un artículo los logros y retos claves de esa agrupación de naciones y del mundo actual. El mandatario destaca que los cinco países integrantes de esa alianza "han reforzado de forma significativa sus posiciones en el mundo", a la vez que han logrado "hacer un avance serio en áreas claves de cooperación: política, económica y humanitaria".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada