dilluns, 23 d’octubre de 2017

La CUP prepara la “lucha no violenta” contre el golpe de Estado monárquico y fascista

La CUP ha anunciado este lunes que realizará acciones de "lucha no violenta" durante esta semana para mostrar su rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y para conseguir la libertad colectiva. En un comunicado, la formación ha considerado que el 155 es "una agresión dirigida contra la mayoría independentista, pero también contra el resto de la ciudadanía no independentista" y que "encontrará una respuesta en forma de desobediencia civil masiva por parte de la ciudadanía". La CUP anuncia que durante esta semana "se irán presentando iniciativas concretas en estos ámbitos". La CUP quiere una "salida planificada" de Europa y del euro.

El partido antisistema señala que se trata de "una semana crucial para el futuro de Cataluña" y acusa "al gobierno de Rajoy, con el apoyo de Ciudadanos, del PSOE y del Borbón, de eliminar el autogobierno y de intervenir las principales instituciones, entre ellas el Parlament", lo que califica como "la mayor agresión al pueblo catalán desde la dictadura franquista".

La CUP-CC insiste en que "no compartimos la estrategia de ir a remolque de las decisiones que toma el gobierno español" y considera que "la declaración de la República está plenamente legitimada por los resultados del referéndum del 1-O y, como ya hemos dicho en múltiples ocasiones, apostamos por que el Parlament haga la proclamación lo antes posible".

Mediante un comunicado que encabeza con el epígrafe "Contra la agresión del 155, República, autoorganización autotutela, resistencia desde el municipalismo e internacionalismo", la CUP señala que estos ámbitos "son las puntas de lanza de esta lucha no violenta para rechazar la aplicación del artículo 155 de la Constitución española y para alcanzar la libertad colectiva". La CUP critica al gobierno de Rajoy, a Ciudadanos, el PSOE y al Borbón por querer bloquear la independencia de Cataluña y dice que esta es "la mayor agresión contra los derechos civiles, individuales y colectivos del pueblo catalán desde la dictadura franquista".

De este modo, parsa la CUP se trata de "una semana crucial para el futuro de Cataluña" y acusa "al gobierno de Rajoy, con el apoyo de Ciudadanos, del PSOE y del Borbón, de eliminar el autogobierno y de intervenir las principales instituciones, entre ellas el Parlament", lo que califica como "la mayor agresión al pueblo catalán desde la dictadura franquista".

Según la nota, esto es "una agresión dirigida contra la mayoría independentista, pero también contra el resto de la ciudadanía no independentista" y que "encontrará una respuesta en forma de desobediencia civil masiva por parte de la ciudadanía". Así, la CUP anuncia que durante esta semana "se irán presentando iniciativas concretas en estos ámbitos", informan DW y El País.

La CUP quiere una "salida planificada" de Europa y del euro

Y ahora, fuera de Europa. Ese es el mensaje que traslada la CUP a sus socios del Gobierno catalán: los antisistema no quieren estar en la Unión Europea. Ni en el euro. Ni en la OTAN. En un libreto de nueve páginas bajo el título ‘Por qué decimos no a la Unión Europea’, la CUP advierte de que “la UE respeta las legislaciones española y francesa en relación con la administración territorial de los Països Catalans y, por tanto, las instituciones europeas son impermeables a la voluntad de los pueblos a la autodeterminación”. Y dice después: "[la UE] no solo no es una herramienta para facilitar una hipotética independencia de nuestra nación, sino que es una estructura política que refuerza el peso de la legislación española y francesa y que, por tanto, todavía nos dificulta más el paso hacia la autodeterminación”.

La organización anticapitalista parte de la base de que la clase obrera y los pueblos de la UE viven “subyugados al poder de los estados”, ya que desde las instancias comunitarias se promueve “la aplicación del neoliberalismo como única doctrina económica posible, con el desmantelamiento de los estados del bienestar y la eliminación de cualquier derecho laboral”.

Así, la CUP apuesta en su último programa electoral por rechazar formar parte “de la UE, del euro, de la OTAN y del Euroejército”. Y apuntan a las prioridades de la política exterior que debe aplicar Cataluña: “Miraremos de establecer como prioritarios de nuestra solidaridad internacionalista, a causa del comportamiento histórico, estratégico y de enraizamiento en nuestra casa, los siguientes países: Venezuela, Cuba, y países del ALBA, Colombia, Sáhara, Palestina, Kurdistán y Euskal Herria”.

Los ‘cuperos’ no reconocen "la actual Unión Europea, que solo sirve para garantizar los privilegios del capital y que no representa los intereses de las clases populares europeas”. Debido a esta política, los socios anticapitalistas de Puigdemont abogan también por realizar una auditoría para evitar pagar la deuda externa. En este sentido, casi la totalidad de la deuda catalana se debe a las instituciones españolas, ya que la comunidad no ha podido encontrar financiación en el exterior. Es más: su calificación está a la altura de bono basura.

El pleno del Parlament será el jueves
Junts pel Sí y la CUP han pedido a la Junta de Portaveus que el pleno del Parlament que debe dar respuesta al artículo 155 arranque el próximo jueves, un día antes del pleno del Senado que debe ratificar las medidas del golpe de Estado aprobadas por el Consejo de Ministros extraordinario del PP.

Catalunya, entre la independencia y la sumisión al fascismo
La Mesa del Parlament se reúne hoy a las 10.30 para fijar el pleno solicitado por Puigdemont. Se apunta al viernes, el mismo día en que caerá sobre todas las instituciones catalanas la espada de Damocles del 155. Hay tres opciones evidentes a debate, con sus pros y contras: proclamar la República, elecciones plebiscitarias o esperar/resistir al rodillo. La mayoría política española hizo piña y fijó posición el sábado: 155 extremo contra Catalunya.

Lombardía y Véneto exigen más autonomía con un sí en los referéndums
Los referéndums consultivos celebrados ayer en las regiones norteñas italianas de Lombardía y Véneto confirmaron los pronósticos sobre el apoyo abrumador a una mayor autonomía. Un 95% de los lombardos votó a favor de que su región obtenga más competencias y más financiación, según los resultados parciales y las proyecciones conocidos anoche.

Puigdemont: "es el peor ataque a Catalunya desde que Franco abolió la Generalitat"
Puigdemont considera un “ataque” la activación del artículo 155 y convoca al Parlament: "Pediré al Parlament un pleno para debatir el intento de liquidar nuestra democracia". En función del resultado del pleno, el Parlement actuará en consecuencia. Lo que tenemos nos lo hemos ganado con la fuerza de la gente y la democracia (...) No podemos aceptar este ataque (...) Se sitúa fuera del estado derecho".

Més per Mallorca, Forcadell y Otegi: "es un golpe de Estado"
El portavoz de Més per Mallorca, David Abril, ha asegurado que la decisión adoptada hoy por el Consejo de Ministros en relación con Cataluña "es un golpe de Estado equivalente al 23-F con la suspensión del Govern y de la autonomía catalanas".

Barcelona: 450.000 personas contra Rajoy y por la libertad de derechos
Unas 450.000 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado esta tarde en Barcelona para pedir la liberación de los presidentes de Omnium, Jordi Cuixart, i de la ANC, Jordi Sànchez.

Podemos: "Hoy es un día terrible para la democracia en España"

De todos los partidos españoles, sólo Unidos Podemos ha denunciado la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

En Peu de Pau (En Pie de Paz) coordinará las movilizaciones pacíficas
La plataforma nace para organizar los colectivos que responden a las movilizaciones de la ciudadanía y mantener, fomentar e instruir en su carácter no violento.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada