diumenge, 27 d’agost de 2017

El PP quiere más empleos, pero baratos

El Ministerio de Economía cree que hay que priorizar la creación de empleo sobre los salarios. Así lo han trasladado fuentes del departamento que dirige Luis de Guindos cuando son muchas las voces que reclaman alzas salariales, a las que se unieron en julio la ministra de Empleo, Fátima Báñez, o el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El peso de los salarios en el PIB está todavía dos puntos por debajo que en 2007, en el 47%, frente a máximos del 51% en 2009 (cuando a pesar de la destrucción de empleo los salarios seguían subiendo) y del mínimo del 46% en 2012. Los impuestos se mantienen y las rentas empresariales se elevan del 41% al 43% mientras pensionistas y trabajadores ganan cada día menos y en peores condiciones laborales. Gráfico de la evolución del SMI.

El Ministerio de Economía considera que "la normalización de los salarios no ha acabado", proceso que consistiría en encontrar cierto equilibrio entre la creación de empleo y la subida de salarios, aunque las fuentes citadas ven difícil concretar en qué porcentajes se movería este ciclo vicioso. Lo que les parece claro es que con dos millones de puestos de trabajo menos que en 2007 no es el momento de lanzar alzas de calado sino de enfocarse hacia la creación de empleo para lograr los 20 millones de ocupados que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prometió ayer lograr en 2019.

Desde Economía, además, esgrimen una estadística que muestra que ya se ha recuperado el poder adquisitivo previo a la crisis. Es lo que dicen los datos de Contabilidad Nacional de remuneración real por asalariado del INE, que crecen un 1% en el segundo trimestre de 2017 frente a finales de 2007, de 8.032 a 8.769 euros trimestrales, alza que alcanza el 13% en términos nominales.

Sin embargo, el Ministerio admite que hay otra estadística que sigue en negativo: la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del INE, que muestra que el coste laboral real por trabajador (incluidas cotizaciones sociales) ha caído un 2,5% de 2007 a 2016, hasta 2.541,3 euros al mes, y el coste salarial ha bajado un 1,4% en el mismo periodo, hasta los 1.897,5 euros.

Los datos de Contabilidad Nacional recogen la masa salarial total menos los autónonos, mientras que la Encuesta Trimestral de Coste Laboral excluye al sector primario y a los funcionarios que no están en el régimen general. En cualquier caso, el peso de los salarios en el PIB está todavía dos puntos por debajo que en 2007, en el 47%, frente a máximos del 51% en 2009 (cuando a pesar de la destrucción de empleo los salarios seguían subiendo) y del mínimo del 46% en 2012. Los impuestos se mantienen y las rentas empresariales se elevan del 41% al 43% también en parte por el aumento de autónomos en el proceso de 'uberización' que vive la economía española.

Ante de que fracasara la negociación con los agentes sociales, Báñez señaló en julio que "es el momento de que los sueldos acompañen la recuperación del empleo", y lo dijo cuando la afiliación a la Seguridad Social crecía al 3,8%. Desde Empleo dejaron ver que un alza de entre el 1,2% y el 2,5% les parece adecuada. Por su parte, Montoro apuntó que la subida salarial a los funcionarios en los Presupuestos de 2018 va a ser importante frente a dos años con aumentos del 1%.

Economía no aventura la horquilla de incremento que le parece pertinente desde su tesis de que el objetivo principal es la creación de empleo. Los agentes sociales van a empezar a negociar ahora los salarios de 2018, informa Expansión

La "recuperación" de Rajoy: los costes laborales siguen en negativo
La recuperación de la actividad económica -o, mejor dicho, del beneficio empresarial- continúa impulsando el empleo —480.000 empleos a tiempo completo equivalente creados en los últimos 12 meses, aunque más de la mitad temporales—, pero los salarios continúan sin despegar. Hasta el punto de que los costes laborales unitarios —el sueldo en relación a la productividad— continúan en negativo.

Salarios y trabajos 'miserables', la consecuencia nefasta de una política austericida y neoliberal
Cuando la Reserva Federal (Fed) debatía hace más de un año si era el momento de subir los tipos de interés, una de las razones que esgrimía para no hacerlo era la debilidad que estaba experimentando el crecimiento de los salarios, un indicador macro importante para la entidad y que no conseguía repuntar, a pesar de que el desempleo ya rozaba mínimos históricos en aquel momento. Ahora, Mario Draghi y el consejo de gobierno del Banco Central Europeo -BCE- parecen estar pasando por la misma encrucijada: en las actas de la última reunión del organismo se muestra que hubo un debate sobre los efectos nefastos de los bajos sueldos en la inflación de la eurozona.

Ya son 16 los fallecidos por los atentados
El trágico balance de los atentados de Barcelona y Cambrils sube ahora a 16 muertos. Este domingo, el Departamento de Salud ha informado de la muerte de otra persona por el ataque a la Rambla. Se trata de una mujer de 51 años, de nacionalidad alemana, que estaba ingresada en estado crítico en la UCI del Hospital del Mar de Barcelona. De las 16 víctimas mortales, 14 eran a la Rambla, una más en Cambrils y la última es Pau Pérez, a quién uno de los terroristas apuñaló y robó el coche para poder huir de Barcelona. Medio millón de personas por la paz y sin miedo en Barcelona.

Caso Cursach: Una prostituta confirma la presencia de Gijón (PP)
La Asociación de Empresas de Detectives Privados (AEDP) emitió ayer un comunicado rechazando que sean profesionales habilitados quienes supuestamente estén siguiendo al juez y al fiscal: "Estos seguimientos serían absolutamente ilegales e incurrirían en ilícito tanto el mandante como el que aceptara el encargo". La acusación, lamentan, daña la imagen del sector y por eso son los primeros interesados en identificar a los autores de dichas prácticas ilícitas. De lograrlo, la AEDEP se personaría en la causa. Un tercer testigo apunta a la presencia de Álvaro Gijón (PP) en el prostíbulo de la calle Lluís Martí de Palma, uno de los principales escenarios de la investigación judicial del Caso Cursach.

Caso Cursach: Una prostituta confirma la presencia de Gijón (PP)

La Asociación de Empresas de Detectives Privados (AEDP) emitió ayer un comunicado rechazando que sean profesionales habilitados quienes supuestamente estén siguiendo al juez y al fiscal: "Estos seguimientos serían absolutamente ilegales e incurrirían en ilícito tanto el mandante como el que aceptara el encargo". La acusación, lamentan, daña la imagen del sector y por eso son los primeros interesados en identificar a los autores de dichas prácticas ilícitas. De lograrlo, la AEDEP se personaría en la causa. Un tercer testigo apunta a la presencia de Álvaro Gijón (PP) en el prostíbulo de la calle Lluís Martí de Palma, uno de los principales escenarios de la investigación judicial del Caso Cursach. Una prostituta declaró esta semana haber oído hablar a sus compañeras de un cliente apodado el Principito, sobrenombre que según la madame del burdel utilizaban para referirse al político del Partido Popular.

La prostituta señaló no obstante que "nunca le llegó a ver" ya que pasó poco tiempo en el prostíbulo (medio año) y además no consumía drogas y, según su relato, la regente solo quería que se ocuparan de "los clientes importantes" las que sí consumían. Esta mujer indicó ante el juez que como además no se había operado los pechos y "no era la que más resaltaba", no le daban oportunidad de "ocuparse de él". Así, indicó que los apodos y otras referencias a clientes las sabe de oídas de sus compañeras.

Ratificó que la regente (principal testigo protegida del caso) llevaba una agenda en la que iba anotando cada día el nombre de la chica, los servicios que hacían, lo que consumían los clientes... Señaló que le parecía recordar que también apuntaba teléfonos de clientes a los que llamaba cuando llegaba alguna chica famosa o muy llamativa.

Asimismo, confirmó que en el piso de la calle Lluís Martí se realizaban orgías a las que acudían chicos para prestar servicios sexuales y en las que se ofrecía droga. Ella no iba ya que la regente del club no permitía que entraran a estas fiestas las chicas que no consumían y por eso argumentó no poder identificar a los hombres que acudían. Solo estuvo presente en una en la que, según su relato, había varios hombres en el salón y fue una auténtica orgía.

Según declaró en su momento la madame, tanto Gijón como José María Rodríguez acudieron a estas fiestas supuestamente pagadas por Bartolomé Cursach, acusaciones que ambos políticos niegan de plano.

La testigo relató que las chicas hacían salidas a hoteles, fincas y discotecas como Tito's. Aseguró que todos los que estaban en la sala vip de este club propiedad de Cursach sabían que las prostitutas tenían que entrar en el despacho de Jaime Lladó, el director, donde tenían relaciones con él o quien fuera. Ella no vio de forma descarada que se consumiera cocaína u otras sustancias, pero sí que los clientes iban con frecuencia a los reservados y a los baños vip.

En esta sala fue donde conoció a un trabajador de Tito's que fue pareja suya durante un tiempo, pero al que dejó porque se había vuelto violento. Éste aseguró que la declarante había ejercido la prostitución en otro piso de Palma al que él había remitido clientes desde Tito's, algo que ella desmintió. Achacó la mentira de su expareja a una estrategia para no decir la verdad y encubrir a sus jefes en Titos, ya que realmente dirigía a los clientes de la discoteca a pisos propiedad de Jaime Lladó y de otro responsable de sala donde se ejercía la prostitución.

Por último, indicó haber hablado con un trabajador de Titos que le dijo que ninguno de ellos dirá nada ya que han sido advertidos de que no deben hacerlo. Se les ha dicho a los empleados que la causa es una trampa contra Cursach por haberse metido en el sector hotelero, pero que en realidad el magnate es "un buen hombre". Según la testigo, se les ha avisado además de que si sigue en la cárcel "todos se quedarán sin trabajo".

El piso de Lluís Martí

Una de las defensas personadas en la causa ha presentado un escrito ante el juez en el que asegura que la casa de la calle Lluís Martí habría estado deshabitada de 2012 a 2016 (según la testigo protegida funcionó como prostíbulo del 2014 a 2016). En su escrito ante el juez Manuel Penalva, uno de los abogados defensores asegura que el citado piso estuvo vacío entre 2012 y 2016, tiempo durante el cual estuvo en la cartera de dos inmobiliarias. El letrado solicita que el juzgado lo compruebe con estas dos empresas y también solicita que se emita oficio a Emaya y a la compañía eléctrica para que aporten una relación de facturas, informa Diario de Mallorca.

Caso Cursach: palizas, sobornos y explotación laboral en Megapark
Un testigo protegido, una persona que hasta el año pasado trabajaba para Megapark, propiedad del empresario mafioso de la noche balear encarcelado Bartolomé Cursach, ha narrado ante los investigadores un negro panorama en torno a dicho local protegido por la policía corrupta y los degenerados políticos del PP. Según el declarante, varios policías locales y un agente de la Policía Nacional cobraban sobornos o trabajaban para el Grupo Cursach con el fin de evitar las inspecciones o investigaciones oficiales y propiciar una impunidad total de cara a los abusos. Palizas a clientes y camareros, explotación laboral y excesos de aforo de hasta 12.000 personas en una jornada de partido de fútbol son algunas de las irregularidades desveladas por esta persona.

Ya son 16 los fallecidos por los atentados
El trágico balance de los atentados de Barcelona y Cambrils sube ahora a 16 muertos. Este domingo, el Departamento de Salud ha informado de la muerte de otra persona por el ataque a la Rambla. Se trata de una mujer de 51 años, de nacionalidad alemana, que estaba ingresada en estado crítico en la UCI del Hospital del Mar de Barcelona. De las 16 víctimas mortales, 14 eran a la Rambla, una más en Cambrils y la última es Pau Pérez, a quién uno de los terroristas apuñaló y robó el coche para poder huir de Barcelona. Medio millón de personas por la paz y sin miedo en Barcelona.

Alarma en EEUU: el negocio del opio afgano mata 142 blancos al día
Estados Unidos se halla inmerso en una descomunal crisis de salud pública como resultado de la superproducción de las plantaciones de la CIA y sus socios del narco en Afganistán. Cuando, impulsados por el presidente Trump, los legisladores de la oligarquía tratan de sacar adelante una reforma sanitaria contra el llamado Obamacare que rebaje las partidas para esta situación de emergencia, las cifras de muertes son de alarma. El informe de la comisión nombrada por la Casa Blanca para combatir la drogadicción y la crisis de los opiáceos resulta estremecedor.

Ya son 16 los fallecidos por los atentados

El trágico balance de los atentados de Barcelona y Cambrils sube ahora a 16 muertos. Este domingo, el Departamento de Salud ha informado de la muerte de otra persona por el ataque a la Rambla. Se trata de una mujer de 51 años, de nacionalidad alemana, que estaba ingresada en estado crítico en la UCI del Hospital del Mar de Barcelona. De las 16 víctimas mortales, 14 eran a la Rambla, una más en Cambrils y la última es Pau Pérez, a quién uno de los terroristas apuñaló y robó el coche para poder huir de Barcelona. Medio millón de personas por la paz y sin miedo en Barcelona.

Todavía hay 24 personas ingresadas por los atentados: 20 afectados por el atentado de Barcelona y 4 por el de Cambrils. Cinco están críticos y cuatro graves.

Medio millón de personas por la paz y sin miedo en Barcelona

Policías, personal sanitario, miembros del servicio de emergencia y comerciantes han encabezado la marcha contra el terrorismo que transcurrió ayer sábado por el paseo de Gràcia hasta la plaza de Catalunya de Barcelona bajo el lema 'No tengo miedo', como reacción a los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils, que dejaron 15 víctimas mortales y un centenar de heridos.

La organización relegó a una segunda fila los representantes de las instituciones, justo detrás de una muralla de miembros de las fuerzas de seguridad, bomberos y sanitarios. Tras ellos, Felipe de Borbón, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y muchos alcaldes y representantes políticos de otras comunidades y países.

Felipe de Borbón ha sido recibido y despedidos con silbidos de reprobación, como también el presidente Mariano Rajoy y otros miembros del gobierno español. La Guardia Urbana ha cifrado en medio millón de personas la participación en la manifestación contraria a los atentados que sacudieron las ciudades de Barcelona y Cambrils. Muchas pancartas -una de lado a lado: "Vuestras políticas, nuestros muertos"- insistían sobre la presencia hipócrita del monarca y la corte del PP encabezada por Rajoy, y sus millonarias ventas de armas a las tiranías wahabitas de Arabia Saudí, Emiratos Árabes o Qatar, en las que los Borbón siempre han hecho de comisionistas.

La manifestación duró poco menos de una hora, cuando la cabecera llegó a la plaza de Catalunya y se bloqueó el acceso al resto de ciudadanos para seguridad del cortejo real. Después se escucharon los discursos del acto final, pronunciados por la activista del colectivo Ibn Batuta Míriam Hatibi y la actriz Rosa Maria Sardà. Han hecho una serie de parlamentos breves en que han remarcado el mensaje 'No tenemos miedo' y han hablado de solidaridad, de pésame a las víctimas, y de los intentos de romper el modelo de convivencia de la sociedad. "Cuando nos golpean estamos más unidos que nunca desde la diversidad de culturas y creencias", ha dicho Hatibi. También han hecho llamamientos en contra la islamofòbia, el antisemitismo "y cualquier otra forma de racismo", así como contra la violencia, sea aquí, en Irak, Berlín, Londres o Afganistán.

Al fin del acto, tras recordar que son "muchos millones de personas las que defienden la paz", Sardà y Hatibi han recitado fragmentos de poemas sobre Las Ramblas de Federico Garcia Lorca y Josep Maria de Sagarra. El acto ha acabado con 'El cant dels ocells' de Pau Casals, interpretado por Peter Thiemann, violonchelista de la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro del Liceo, y Guillem Gràcia, estudiante de violonchelo, informa El Triangle.

La PN sabía que el imán de Ripoll era de Al Qaida
El imán de Ripoll, presunto cerebro de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils y muerto en la explosión accidental de la vivienda de Alcanar (Tarragona), fue investigado en el año 2005 por su vinculación al grupo terrorista Al Qaida. Hace más de 12 años agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional pidieron autorización al juez Fernando Grande-Marlaska -actual presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional- para intervenir el teléfono del imán.

El ISIS amenaza con más ataques en España
Por primera vez, el Estado Islámico (ISIS o Daesh) habla español en un mensaje en vídeo. Este jueves ha difundido una grabación en las redes sociales en la que dos yihadistas hablan en castellano con acento árabe y proclaman: “Con el permiso de Alá, Al Ándalus volverá a ser lo que fue, tierra de califato”.

Alarma en EEUU: el negocio del opio afgano mata 142 blancos al día
Estados Unidos se halla inmerso en una descomunal crisis de salud pública como resultado de la superproducción de las plantaciones de la CIA y sus socios del narco en Afganistán. Cuando, impulsados por el presidente Trump, los legisladores de la oligarquía tratan de sacar adelante una reforma sanitaria contra el llamado Obamacare que rebaje las partidas para esta situación de emergencia, las cifras de muertes son de alarma. El informe de la comisión nombrada por la Casa Blanca para combatir la drogadicción y la crisis de los opiáceos resulta estremecedor. Tras reconocer que “nuestra nación está en shock”, el documento retrata la magnitud del desastre: “A partir de los datos más recientes, se estima que 142 personas fallecen a diario por sobredosis, en su mayoría de raza blanca".

Alarma en EEUU: el negocio del opio afgano mata 142 blancos al día

Estados Unidos se halla inmerso en una descomunal crisis de salud pública como resultado de la superproducción de las plantaciones de la CIA y sus socios del narco en Afganistán. Cuando, impulsados por el presidente Trump, los legisladores de la oligarquía tratan de sacar adelante una reforma sanitaria contra el llamado Obamacare que rebaje las partidas para esta situación de emergencia, las cifras de muertes son de alarma. El informe de la comisión nombrada por la Casa Blanca para combatir la drogadicción y la crisis de los opiáceos resulta estremecedor. Tras reconocer que “nuestra nación está en shock”, el documento retrata la magnitud del desastre: “A partir de los datos más recientes, se estima que 142 personas fallecen a diario por sobredosis, en su mayoría de raza blanca. Nuestros ciudadanos están muriendo. Debemos actuar con valentía. La epidemia del opio carece de paralelismo”. Esa cifra significa que, cada tres semanas, el peaje de víctimas mortales es equivalente a un nuevo 11-S, ilustra el estudio. Opio y coca convierten a CIA en la mayor trasnacional de la droga.

Prosigue en el estremecimiento. “Los ciudadanos medios se quedarán asombrados al saber que esta circunstancia causa ahora más defunciones que los homicidios con pistolas y los accidentes de coche, combinados”. Recuerda que, entre 1999 y 2015, se registraron más de 560.000 fallecidos por sobredosis, que “es más que toda la población de Atlanta”.

Cada día mueren 142 personas por opiáceos en Estados Unidos, el país que más consume
En el 2015 se contaron 52.000 defunciones, mientras que en el 2016 se produjo un incremento de entorno al 20% para situarse en la barrera de las 60.000. Otra instantánea. Sólo el pasado año se contaron tantas bajas en Estados Unidos como en toda la guerra de Vietnam. “En el 2015 –señala el informe– dos terceras partes de las sobredosis se vinculan a opiáceos como Percocet, OxyContin, heroína y fentanilo. Esta es una epidemia que afrontamos por una siniestra realidad. Los americanos consumen más opiáceos que ningún otro país en el mundo. En el 2015, la cantidad de prescripciones en EE.UU. fue suficientes para que cada ciudadano fuera medicado las veinticuatro horas durante tres semanas”.

Bajo el concepto opiáceo, según el National Institute of Drugs Abuse de EE.UU. se incluye la heroína ilegal, drogas sintéticas como el fentanilo o analgésicos para el dolor disponibles por prescripción como oxicodona, morfina, codeína y otros fármacos. Ahí reside una de las principales razones que han llevado a esta situación. Ha habido un masivo incremento en las prescripciones médicas, a pesar de que los análisis demuestran que no se ha producido un cambio al alza en el “dolor” que dicen sufrir los ciudadanos.

La comisión señala que desde 1999 se han cuadriplicado las recetas para atenuar el daño durante el mismo periodo en que las sobredosis se han disparado. Aunque algunas de estas prescripciones puedan ser fraudulentas, la mayoría no lo son. Existen estadísticas en las que se vaticina que habrá 650.000 muertos en el país por esta causa en los próximos diez años. “Tenemos un enorme problema que a menudo no se inicia en la esquina de una calle, sino que empieza en la consulta de un médico o en los hospitales en cada estado de nuestro país”, subraya el informe.

Esta circunstancia ha derivado en una cuadratura del círculo. Sigue las pautas inversas a lo que se estableció para la lucha contra el tabaco. En Nueva York, por ejemplo, los cigarrillos se encarecieron al subirse los impuestos y se prohibió fumar en espacios públicos, incluidos los parques. A su vez, se hicieron más accesibles las alternativas, como los parches de nicotina o los chicles.

Con los opiáceos ha sucedido todo lo contrario. Desde los años noventa, el sistema sanitario, impulsado por las farmacéuticas, se ha inundado de analgésicos para el dolor. A su vez, el mercado ilegal se ha llenado de heroína, en buena parte debido a que mucha gente, convertida a la adicción dentro del sistema, ha ido en busca de ese producto alternativo al no recibir más recetas médicas o ir a experimentar con sustancias más fuertes.

Mientras tanto, ha habido más bien poca atención para inscribir a los enganchados en terapias de desintoxicación. Según un informe oficial del Departamento de Sanidad, sólo un 10% de los que abusan de las drogas consiguieron un tratamiento especial en el 2016. Ese informe atribuye el bajo porcentaje en la atención sanitaria a que, con muchas áreas del país que no disponen de opciones asequibles, esto puede originar largos periodos de espera, incluso meses, para recibir ayuda. Al presidente no parece preocuparle esta senda, o nada más que la mitad de la ecuación. Cuando anunció la emergencia nacional, Donald Trump centró el problema en una cuestión de “ley y orden” que tanto le entusiasma. “Trabajamos con las fuerzas de seguridad para proteger a ciudadanos inocentes de los traficantes que envenenan nuestras comunidades”, afirmó.

Por supuesto, los malos son los chinos, por fabricar drogas sintéticas, “la frontera del sur”. Su otra línea argumental consistió en aconsejar. “La mejor manera de prevenir el consumo y la sobredosis es prevenir sobre ese consumo. Si la gente no empieza, no habrá problemas. Una vez que entra, entonces es difícil sacarla”, razonó. Diversos expertos inciden en que este consejo parece un tanto inapropiado, al menos a la luz de lo que concluye la comisión que él propició, ya que, dada la epidemiología de esta crisis, a la primera persona que muchos adictos deberían decirle no es al propio proveedor del cuidado sanitario.

Fiscales generales de no pocos estados (equivalentes al ministro o consejero de justicia), entre los que figuran algunos republicanos, han planteado que los fabricantes de opiáceos deberían ser demandados, a la manera que se hizo contra las tabaqueras, como culpables legales de parte de esta crisis. De hecho, como remarcó Tom Price, secretario del Departamento de Sanidad y Recursos Humanos, están en marcha un par de demandas. “En la administración no hemos tomado una posición respecto a estas demandas, pero claramente han captado la atención de las compañías farmacéuticas”, apostilló.

Los sectores médicos que trabajan en la prevención y cuidado de las sobredosis aportan otras sugerencias. “Una amplia mayoría de muertes por opiáceos pueden ser evitadas si la personas que padecen el espasmo recibe naloxona (antagonista de los receptores opioides), que es segura, fácil, relativamente barata y que ha tenido éxito al revertir miles de sobredosis”, sugirieron Megan Mclemore, de Human Rigths Watch, y Corey Davis, abogada de la National Health Law Program, en un artículo en The New York Times.

El epidemiólogo Alex Kral, uno de los dirigentes de RTI Internacional, organización sin ánimo de lucro, apuesta por la implantación de lo que en Barcelona se conocen como narcosalas. “Los lugares de inyección supervisada son una evidente estrategia de reducción de daños que se debería considerar introducir en Estados Unidos”, afirmó. Como escribió Chris McGreal en The Guardian, “la crisis americana de los opiáceos está causada por rapaces compañías farmacéuticas, políticos que se confabularon con los reguladores, quienes aprobaron una pastilla detrás de otra”. Y concluyó: no culpes al drogadicto, informa La Vanguardia.

Opio y coca convierten a CIA en la mayor trasnacional de la droga

Tras tres décadas de guerra imperialista, Afganistán es un estado fallido y corrupto que apenas rebasa los límites de su capital, Kabul. En este país, la inseguridad generalizada ha dado alas al negocio de la seguridad privada que emplearía a unos 43.000 hombres (casi 9.000 civiles habrían muerto entre el 2007 y el 2010 según refleja el informe anual de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán, (Unama).

Además, de los más de 60.000 millones de euros de ayuda económica llegados del exterior desde 2002, sólo un 12 % se habría invertido en mejorar la vida de una población (con un 42% por debajo del umbral de la pobreza y un 33% en serio riesgo de hambruna), sirviendo el resto para alimentar la corrupción o financiar los ejércitos privados (según una información de The Wall Street Journal que cita como fuente a funcionarios afganos y estadounidenses anónimos, “funcionarios afganos de alta jerarquía habrían evadido desde 2006 más de 3.000 millones de dólares a refugios financieros en el exterior").

Respecto al cultivo del opio, según el Bureau de Drogas y Crímenes de la ONU, con la llegada de EEUU se habría incrementado de forma considerable el cultivo de la adormidera, pues en el 2007, el 93% de los opiáceos del mercado mundial procedían de Afganistán y en la actualidad, la superficie de tierra dedicada a la producción de opio en territorio afgano superaría al del cultivo de la coca en América Latina, siendo el opio y la coca las principales fuentes de financiación de una CIA convertida en la mayor trasnacional de la droga.

Así, desde 2004 un billón de dólares del tráfico de opio habría sido utilizado para financiar la guerra en todos los frentes, aunque hay que resaltar que los ingresos por opio de los talibanes sólo representan el 5% del montante total que genera el negocio, siendo en su mayoría blanqueado en Wall Street por organizaciones pantalla vinculadas a la CIA y al expresidente afgano Karzai, devenido en “Capo del opio”.

Sin embargo, tras el final de la era Karzai luego de las elecciones presidenciales afganas del 2014, asistiremos a la formación de un Gobierno de Coalición entre pastunes y talibanes que contaría con la tutela y supervisión de EEUU para así asegurar su presencia en un país considerado por el Alto Mando de EEUU "como pieza geoestratégica vital en el rompecabezas del Oriente Medio”, (reconvertida ahora en misión de entrenamiento y asesoramiento de las Fuerzas de Seguridad afganas y adelgazada hasta los 12.000 integrantes), dentro de la estrategia de EEUU de implementar la teoría del “caos constructivo” en Oriente Medio y terminar por desestabilizar el gobierno paquistaní de Hussain, informa HispanTV.

Vicenç Navarro: Lo que no se está diciendo a raíz del ataque terrorista en Barcelona
A raíz del atentado terrorista en Barcelona, se han escrito muchos artículos de gran utilidad, explicando brevemente el origen del Estado islámico y su expansión, muy notable a partir de la invasión de Irak por el Ejército de EEUU y de sus aliados, incluyendo España. Lo que es importante subrayar es que a lo largo de los últimos cuarenta años no es la primera vez que un movimiento musulmán terrorista se establece y expande gracias a intervenciones (muchas de ellas militares) del gobierno federal de EEUU y de otros gobiernos occidentales (los de Gran Bretaña y Francia han sido dos de los más activos) que han estimulado el establecimiento y/o la expansión de tales movimientos. Y en cada caso, el motivo de tales intervenciones de los gobiernos occidentales tenía como objetivo eliminar y/o destruir fuerzas políticas nativas, muchas de ellas de carácter progresista, que los gobiernos occidentales consideraban contrarias a sus intereses. La evidencia acumulada de ello es abrumadora.

La PN sabía que el imán de Ripoll era de Al Qaida
El imán de Ripoll, presunto cerebro de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils y muerto en la explosión accidental de la vivienda de Alcanar (Tarragona), fue investigado en el año 2005 por su vinculación al grupo terrorista Al Qaida. Hace más de 12 años agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional pidieron autorización al juez Fernando Grande-Marlaska -actual presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional- para intervenir el teléfono del imán.

El boicot informativo a los Mossos, obra del nazi Fernández
La descoordinación entre los cuerpos policiales que ha salido a la luz tras los atentados yihadistas en Catalunya tiene su origen en el bloqueo informativo al que Interior sometió a las fuerzas de seguridad durante el mandato de Fernández Díaz. De esa época de 'brigada política' y Operación Cataluña queda un protagonista: José Luis Olivera, actual director del CITCO y antes jefe del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista que bloqueó el acceso de los Mossos a las bases de datos. Foto: Olivera, en la entrevista en el que anunció el próximo fin del Daesh (Estado Islámico).