dijous, 28 de setembre de 2017

El Congreso rechaza el veto del PP a la renta mínima

La iniciativa legislativa popular (ILP) por una renta mínima de 426 euros para las personas sin recursos, ha iniciado hoy su trámite en el Congreso de los Diputados tras rechazar el pleno el veto, en forma de enmienda a la totalidad del PP y sus socios de Ciudadanos, UPN y Foro Asturias. La propuesta, promovida por los sindicatos CCOO y UGT, obtuvo el respaldo de los diputados del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís, EH-Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias que rechazaron la propuesta de los populares para retrasarla una vez más con una comisión de estudio que supuestamente unificare todas las prestaciones y subsidios estatales, autonómicos y municipales para las personas sin empleo y sin rentas.

Con el argumento demagógico de que la mejor renta social es el empleo y con uno de los índices de paro más elevados de la UE, pese a los míseros salarios y la precariedad laboral, el PP ha contado para su veto con los mismos apoyos que tuvo en febrero cuando el pleno de la Cámara Baja aceptó, casi un año después de ser presentada, la toma en consideración de esta iniciativa popular, sus "nuevas generaciones" de Ciudadanos y la derecha más rancia de Navarra y Asturias.

La proposición, respaldada por más de 700.000 firmas, establece una prestación de 426 euros para más de 2,4 millones de personas sin recursos, que se prolongaría mientras el beneficiario carezca de empleo y de rentas. Las centrales calculan que supondría un gasto de unos 11.000 millones de euros, el 1,1% del Producto Interior Bruto (PIB), informa El Periódico.

PP y C's bloquean 19 veces la renta mínima propuesta por CCOO y UGT
PP y su partido sucursal Ciudadanos -el franquismo monárquico unido- están agotando todos los mecanismos legales para que la renta mínima que proponen los sindicatos se quede en papel mojado. Después de prorrogar hasta 19 veces en un año el plazo de enmiendas de la proposición de ley aprobada por mayoría absoluta en el Congreso, el pasado martes el partido en el Gobierno presentó una enmienda a la totalidad ante la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) —impulsada por CCOO y UGT y respaldada por 710.000 personas— de la que parte la proposición de ley.

Vicenç Navarro: La necesaria movilización de las fuerzas democráticas frente a los herederos del franquismo
El coste de la desmemoria histórica: La escasa recuperación de la Memoria Histórica en los círculos políticos, mediáticos e incluso académicos españoles explica que no se haya corregido la tergiversada historia de este país, tergiversación que continúa dominando el relato del pasado y del presente.

Editorial: El referéndum no es una fiesta sino una batalla
Agencia Sírius: El referéndum del 1-O no es la obsesión de un pequeño grupo de delirantes o de una oligarquía empapelada en los tribunales y en desesperada huida hacia la impunidad sino la voluntad justa y democrática de un pueblo hastiado por un sistema injusto y corrupto desde sus raíces hasta sus más elevadas cimas jerárquicas, en el que un gobierno de ladrones traiciona impunemente su programa electoral y a su propio electorado con medidas contrarias a las promesas y programas sin que pase nada de nada.

La ONU acusa España de "violar derechos individuales fundamentales"
“España debe respetar los derechos fundamentales en respuesta al referéndum catalán”. Esta es la advertencia que recoge un informe de expertos de las Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre las medidas del Estado para impedir la consulta del 1 de Octubre. El documento tilda de “preocupantes” los arrestos a políticos, las acusaciones de sedición, los registros en imprentas o el bloqueo de webs.

La ONU acusa España de "violar derechos individuales fundamentales"

“España debe respetar los derechos fundamentales en respuesta al referéndum catalán”. Esta es la advertencia que recoge un informe de expertos de las Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre las medidas del Estado para impedir la consulta del 1 de Octubre. El documento tilda de “preocupantes” los arrestos a políticos, las acusaciones de sedición, los registros en imprentas o el bloqueo de webs. Medidas que para los expertos “parecen violar derechos individuales fundamentales, coartando la información pública y la posibilidad de un debate en un momento crítico para la democracia española”. Lamentan también la masiva presencia policial en Catalunya. Las fuerzas represivas desplazadas a Catalunya superan los 10.000 agentes.

Los firmantes del informe son David Kaye, Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, y Alfred de Zayas, experto independiente encargado de promover un “orden internacional democrático y equitativo”.

En el documento exigen que se garantice que “las medidas adoptadas contra el referéndum catalán el 1 de octubre no interfieran con los derechos fundamentales a la libertad de expresión, reunión y asociación y participación pública”. ”Independientemente de la legalidad del referéndum, las autoridades españolas tienen la responsabilidad de respetar los derechos que son esenciales de las sociedades democráticas”, insisten Kaye y Zayas.

El documento tilda como “preocupantes” los arrestos a políticos, las acusaciones de sedición, los registros en imprentas o el bloqueo de webs. Medidas que para los expertos “parecen violar derechos individuales fundamentales, coartando la información pública y la posibilidad de un debate en un momento crítico para la democracia española”.

Lamentan también la masiva presencia policial en Catalunya: “Nos preocupa que esta orden y la retórica que la acompaña puedan aumentar las tensiones y el malestar social”, apuntan. En este sentido, instan “a todas las partes a ejercer la mayor moderación y evitar la violencia de cualquier tipo para asegurar las protestas pacíficas en los próximos días”. El informe subraya que los expertos han estado en contacto con el Gobierno español sobre la situación.

Las fuerzas represivas desplazadas a Catalunya superan los 10.000 agentes

Habitualmente, la Policía Nacional tiene 2.800 agentes destinados en Catalunya y 1.900 de la Guardia Civil, en total, unos 4.700 agentes, pero esta cifra se ha visto ampliamente incrementada como consecuencia del plan para prohibir el referéndum de autodeterminación del 1-O en más de 10.000 agentes, unos 5.300 policías y otros 5.000 guardias civiles. Así lo ha desvelado el conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, después de asistir a la reunión de la Junta de Seguridad convocado por el president Puigdemont este mismo miércoles.

En comparecencia ante la prensa, Forn ha desvelado que desde el Ministerio de Interior le han comunicado la cifra del despliegue policial emprendido por el Ejecutivo. Sin valorar el despliegue de este jueves, el mismo conseller se pronunciaba molesto por la falta de información del Gobierno al respecto este miércoles, al tiempo que aseguraba que la voluntad del Gobierno con el envío de este contingente a Catalunya era provocar la alteración del orden público.

El despliegue de agentes de Policía y de guardias civiles a Catalunya se viene produciendo desde principios de mes, sobre todo después de celebrarse el pleno del Parlament de Catalunya en el que se aprobaron las llamadas leyes de ruptura. Desde entonces, sin previo aviso, el Ejecutivo central comenzó a enviar agentes sin previo aviso hasta el punto de hacerse más evidente con la necesidad de alojar a tal volumen de agentes en barcos de crucero en el Puerto de Barcelona.

El Ministerio del Interior decidió fletar tres cruceros turísticos con más de 7.000 camas para alojar a los agentes destinados al dispositivo de seguridad que prevé impedir el 1-O. Dos de las embarcaciones están atracadas en el puerto de Barcelona y, la otra, en el de Tarragona. Una de las naves que permanece en la Ciudad Condal ha hecho fortuna como consecuencia de los dibujos serigrafiados de los Looney Tunes, con personajes como Piolín y el Pato Lucas, que aparecen en el casco. Los agentes desplazados y alojados en estas embarcaciones tienen permiso para permanecer en los respectivos puertos hasta el 4 de octubre, pero la autorización podría prorrogarse indefinidamente.

Pero no todos los agentes del amplio contingente se encuentran en estos barcos, también están alojados en cuarteles como el de Manresa, donde hay capacidad para más de 1.000 guardias civiles, y otras poblaciones de toda Catalunya, informa La Vanguardia.

Editorial: El referéndum no es una fiesta sino una batalla
Agencia Sírius: El referéndum del 1-O no es la obsesión de un pequeño grupo de delirantes o de una oligarquía empapelada en los tribunales y en desesperada huida hacia la impunidad sino la voluntad justa y democrática de un pueblo hastiado por un sistema injusto y corrupto desde sus raíces hasta sus más elevadas cimas jerárquicas, en el que un gobierno de ladrones traiciona impunemente su programa electoral y a su propio electorado con medidas contrarias a las promesas y programas sin que pase nada de nada.

España sin Cataluña: aislada y en la miseria
Mucho se ha especulado sobre cómo sería una Cataluña sin España: que si sería una isla fuera de Europa, que si habría huída de capitales e inversión, que si su economía se hundiría por los gastos que debería afrontar para dotarse de estructuras nacionales, que si habría hiperinflación por tener que crear una moneda propia... Sin embargo, no se ha tratado demasiado cómo sería una España sin Cataluña. A grandes rasgos, perdería 7,5 millones de habitantes (y contribuyentes) y unos 212.000 millones de euros de PIB.

Vicenç Navarro: La necesaria movilización de las fuerzas democráticas frente a los herederos del franquismo
El coste de la desmemoria histórica: La escasa recuperación de la Memoria Histórica en los círculos políticos, mediáticos e incluso académicos españoles explica que no se haya corregido la tergiversada historia de este país, tergiversación que continúa dominando el relato del pasado y del presente.

The Nation (EEUU): ¿Han alcanzado España y Cataluña un punto de no retorno?
Publica The Nation (EEUU): La amarga lucha por un referéndum de independencia ha llevado al país a una grave crisis constitucional. El domingo 17 de septiembre, Juan Ignacio Zoido, ministro español del interior de Twitter, publicó un extraño video en su feed. El clip de 24 segundos mostraba decenas de cajas que las autoridades habían capturado, la mayoría aún en su embalaje original, ubicado en un almacén indescriptible. ¿Habían encontrado drogas? No. ¿Dinero? Tampoco. Cuando la cámara se acercó, mostró un cartel con un "Sí" en negrita, en letras mayúsculas. La policía española había confiscado 1.3 millones de carteles, folletos y panfletos que piden un voto "Sí" en el próximo referéndum catalán sobre la independencia, que está previsto que tenga lugar en toda la región el 1 de octubre.

Javier Pérez Royo: El TC vulneró la constitución con un "golpe de Estado" en 2007
El catedrático de Derecho Constitucional, Javier Pérez Royo, se siente “una voz que clama en el desierto”. Él mismo define así su visión sobre la situación catalana, que viene denunciando desde el 2007, y que supone toda una rareza en la literatura constitucionalista publicada y debatida en los últimos años. Defiende que fue el Tribunal Constitucional quien rompió el pacto constitucional.

Editorial: El referéndum no es una fiesta sino una batalla

Agencia Sírius: El referéndum del 1-O no es la obsesión de un pequeño grupo de delirantes o de una oligarquía empapelada en los tribunales y en desesperada huida hacia la impunidad sino la voluntad justa y democrática de un pueblo hastiado por un sistema injusto y corrupto desde sus raíces hasta sus más elevadas cimas jerárquicas, en el que un gobierno de ladrones traiciona impunemente su programa electoral y a su propio electorado con medidas contrarias a las promesas y programas sin que pase nada de nada. El referéndum es un grito de "basta" contra un régimen y un estado ilegales, fruto de una dictadura aún latente y corrupta desde sus más altas esencias legislativas y judiciales hasta sus instituciones municipales y el corazón de la escuela pública. Es el referéndum que negó la monarquía y que sigue prohibiendo en Euskal Herria, Galizia, Andalucía o Cataluña el derecho democrático e irrenunciable a la libre autodeterminación de los pueblos.

Es el referéndum arrebatado sobre la elección del sistema político, esta impuesta herencia monárquica del fascismo golpista y falangista o una Tercera República que imponga la isotemía -igualdad jurídica de los ciudadanos ante la ley- en esta parcela de caciques latifundistas medievales. De una vez por todas.

Es un referéndum por una ley electoral justa y proporcional, en definitiva democrática, en vez de la burla y el tocomocho zarzuelero con que nos pastelean los clanes monárquicos del PP-PSOE y sucursales bancarias periféricas, repartiéndose el presupuesto en prebendas, salarios astronómicos y corrupciones a tutti confetti con sus primos banqueros y cardenales. Después, claro, no queda para pensiones ni salarios, ni educación ni sanidad, pero sí para mantener sectas mafiosas y sus centros de educastración.

Es el referéndum contra una política basada en mentiras sobre hechos como la especulación y la estafa bancaria (eso que ellos llaman crisis), sus causantes y beneficiarios, la impunidad con que son tratados por un gobierno de incompetentes y lo que de ello se infiere: definir España -y aliados, la UE al completo- como una democracia es un insulto a la decencia y la inteligencia pues, por todo lo destacado y más, es una plutocracia aristocrática donde unos privilegiados tienen patente de corso y el resto se someten como clientes, satisfechos con las migajas del amo, o son perseguidos como esclavos fugitivos, privados de derechos civiles y aún de reconocimiento humano.

Es un referéndum contra una ley antidemocrática e hipócrita, la de "Partidos", que criminaliza a los pueblos y sus naciones y santifica en el mismo saco a las víctimas inocentes causadas por el conflicto con un estado intolerante y absolutista y a los siervos de la represión, mientras ignora los cientos de miles de víctimas del franquismo y protege y premia a sus verdugos.

Es el referéndum contra el pasado que nos quieren seguir falseando y la vida futura que nos roban, a nosotros y las generaciones venideras, a cambio de miseria, tristeza, cansancio, desesperanza, impotencia y sumisión. Como las de tantos que en el metro, en el piso que les embargaron, con el gas antes de que se lo corten o con matarratas, llenan las morgues de suicidados en la católica España y entre sus españolitos fieles y creyentes, engañados, violados, sometidos e insultados sin que nadie, ni dios ni sus lujuriosos representantes, protesten desde sus púlpitos de mármol y sus altares de oro y pedrerías robados, desde las togas púrpuras y los vestidos cardenalicios a 2 millones de euros por modelito... ¡Y sin contar la lencería! Ni siquiera son mencionados en las hojas parroquiales, preocupadas por los abortos pero no por los que no nacerán porque no hay con qué mantenerlos...

Es un referéndum por un estado racional, científico, humano y contemporáneo y contra el mantenimiento de una estructura medieval, obsoleta y podrida, basada en el esclavismo y la superstición, y en el control del capital y las riquezas del país por un pequeño grupo de rapaces sin ética, moral ni dignidad y sus bien pagados lacayos.

Es un referéndum, pues, para el ser o no ser. Para aceptar el silencio y avergonzarse mañana ante nuestros hijos, por lo que callamos cuando podíamos gritar todavía, o para salir y clamar bien alto, hasta la afasia: Que somos muchos y que seremos aún más. Y que decidiremos entre todos lo que debemos ser, sin que tenga que venir impuesto desde el Olimpo de unos dioses caducos y sus paredros monarcas anacrónicos y reaccionarios, sobre cuyas tumbas ya danzaban, de la mano, Nietzsche y Zaratustra.

Vicenç Navarro: La necesaria movilización de las fuerzas democráticas frente a los herederos del franquismo
El coste de la desmemoria histórica: La escasa recuperación de la Memoria Histórica en los círculos políticos, mediáticos e incluso académicos españoles explica que no se haya corregido la tergiversada historia de este país, tergiversación que continúa dominando el relato del pasado y del presente. No hay plena conciencia ni hay pleno reconocimiento, por ejemplo, de que la Guerra Civil fue un golpe militar contra un sistema democrático gobernado por unas fuerzas políticas promotoras de reformas urgentes y necesarias que estaban afectando los intereses de las clases privilegiadas y dominantes que, siendo una minoría de la población, necesitaron de una enorme y cruel represión frente a la mayoría de la población, que eran las clases populares.

The Nation (EEUU): ¿Han alcanzado España y Cataluña un punto de no retorno?
Publica The Nation (EEUU): La amarga lucha por un referéndum de independencia ha llevado al país a una grave crisis constitucional. El domingo 17 de septiembre, Juan Ignacio Zoido, ministro español del interior de Twitter, publicó un extraño video en su feed. El clip de 24 segundos mostraba decenas de cajas que las autoridades habían capturado, la mayoría aún en su embalaje original, ubicado en un almacén indescriptible. ¿Habían encontrado drogas? No. ¿Dinero? Tampoco. Cuando la cámara se acercó, mostró un cartel con un "Sí" en negrita, en letras mayúsculas. La policía española había confiscado 1.3 millones de carteles, folletos y panfletos que piden un voto "Sí" en el próximo referéndum catalán sobre la independencia, que está previsto que tenga lugar en toda la región el 1 de octubre.

España sin Cataluña: aislada y en la miseria
Mucho se ha especulado sobre cómo sería una Cataluña sin España: que si sería una isla fuera de Europa, que si habría huída de capitales e inversión, que si su economía se hundiría por los gastos que debería afrontar para dotarse de estructuras nacionales, que si habría hiperinflación por tener que crear una moneda propia... Sin embargo, no se ha tratado demasiado cómo sería una España sin Cataluña. A grandes rasgos, perdería 7,5 millones de habitantes (y contribuyentes) y unos 212.000 millones de euros de PIB, por no hablar de las importaciones, de la conexión mediterránea con Francia o de los recursos naturales e hídricos que desaparecerían -desde la desembocadura del Ebro hasta buena parte del Pirineo-.

España sin Cataluña: aislada y en la miseria

Mucho se ha especulado sobre cómo sería una Cataluña sin España: que si sería una isla fuera de Europa, que si habría huída de capitales e inversión, que si su economía se hundiría por los gastos que debería afrontar para dotarse de estructuras nacionales, que si habría hiperinflación por tener que crear una moneda propia... Sin embargo, no se ha tratado demasiado cómo sería una España sin Cataluña. A grandes rasgos, perdería 7,5 millones de habitantes (y contribuyentes) y unos 212.000 millones de euros de PIB, por no hablar de las importaciones, de la conexión mediterránea con Francia o de los recursos naturales e hídricos que desaparecerían -desde la desembocadura del Ebro hasta buena parte del Pirineo-.

De hecho, la mitad de la frontera con Francia desaparecería. Sin La Jonquera, la mejor conexión terrestre con el resto de Europa pasaría a ser la de Hendaya, por Irún, ya que el resto de trazados son carreteras secundarias o, directamente, vías de montaña. Andorra dejaría de ser accesible directamente desde España. Y claro, también se irían centenares de kilómetros de costa con su enorme potencial turístico, todo el patrimonio cultural -desde la Sagrada Familia hasta Dalí- y hasta infraestructuras estratégicas.

Entre ellas destacan quizá tres. La primera, el aeropuerto de El Prat, el segundo del país casi empatado con el de Barajas: el pasado mes de agosto 4,9 millones de pasajeros pasaron por sus pistas en casi 31.500 operaciones. Es, además, el tercero en transporte de mercancías, con un 40% del volumen del de Barajas y algo por detrás del de Zaragoza. Junto al del Prat desaparecerían del control patrio los aeropuertos de Girona (16º en pasajeros, 19º en operaciones y 26º en mercancías), el de Reus (18º en pasajeros, 21º en operaciones, 45º en mercancías) o el de Sabadell (44º en pasajeros, 17º en operaciones, 44º en mercancías)

La segunda gran infraestructura que desaparecería sería la portuaria. El puerto de Barcelona es el segundo puerto en tráfico, con 5,9 millones de toneladas en julio, y también en pasajeros, con más de medio millón. También es importante el de Tarragona, sexto en tráfico, aunque apenas relevante en pasajeros. Importantes zonas industriales dejarían de ser españolas, como la factoría de Seat en Martorell o la de Nissan en la Zona Franca. Junto a ambas factorías, parte del tejido industrial catalán tiene que ver con los componentes, también del sector automóvil.

Quizá uno de los impactos más significativos, sin embargo, sería el de la pérdida de centrales nucleares. Desaparecerían dos -una de ellas con dos reactores, y otra con uno activo y uno inactivo-, las de Ascó y las de Vandellós, todas ellas en Tarragona. La potencia eléctrica acumulada que generan asciende sumada a la potencia de 3146,85 megavatios. Supone casi un 40% del total de las centrales nucleares españolas.

Muchas otras infraestructuras dejarían de estar bajo control del Gobierno de Madrid, desde los centenares de kilómetros de autopista y autovía hasta las carísimas conexiones de Alta Velocidad ferroviaria que unen las cuatro capitales catalanas, además de llegar hasta Figueres y de ahí a Francia. Telefónica vería afectadas dos importantes infraestructuras, como son los cables submarinos: dos salen de Cataluña, uno de 309 kilómetros que une Gavá con la localidad balear de Ses Covetes, y otro de 760 kilómetros que une Barcelona con la localidad italiana de Savona.

Todo esto es lo seguro. Lo que sería una incógnita es ver cómo variaría la balanza comercial en una situación de posible aislamiento respecto a una Europa con tratado de libre comercio. Hace dos años, España era la principal destinataria de las exportaciones catalanas. Qué necesitaría comprar España sin Cataluña y a quién podría vender en su lugar es un misterio. Como, en realidad, casi todo lo referente al futuro inmediato. Tocará esperar, como poco, hasta el 2 de octubre, informa El Economista.

Cataluña: ¿es posible una caída del 30% del PIB con la independencia?
En la guerra de propaganda entre Madrid y Cataluña en torno al referéndum que tendrá lugar el 1 de octubre, se intenta lavar el cerebro al personal, en una antagónica intoxicación de contra y recontra-información. A menos de 2 semanas de la fecha límite que calienta los espíritus sobre el tema de la autodeterminación o no de la nación catalano-española cada día ve una ofensiva. Este lunes, el Ministerio de Economía blandía la amenaza de la cartera. Según él, independencia = empobrecimiento. Una tesis que tiene su antítesis. Y hace sintetizar...

La patente y fascista desigualdad entre "españoles"
Las diferencias autonómicas en financiación, infraestructuras y servicios desmienten la supuesta igualdad de todos los españoles de esa España ficticia de la que alardea el franquismo fascista de Rajoy, el PP y su alter ego PSOE, sostenes de la monarquía ilegítima española. La igualdad de los españoles es un cacareo que parece obsesionar a todos los gobiernos centrales, incluso a aquellos cuya ideología se opone abiertamente al igualitarismo.

La City avisa: la secesión catalana arruinaría España y endeudaría Cataluña
Capital Economics, una de las principales casas 'independientes' de análisis utilizadas para tomar decisiones por los fondos de inversión de la City londinense considera que "los enormes costes que supondría la independencia catalana hacen improbable la secesión". "La independencia sería negativa para España. Cataluña tiene el 16% de la población española, pero supone el 19% del PIB y un 25% de las exportaciones. También contribuye de una manera desproporcionada a la recaudación de impuestos, un 21%. Si Cataluña fuera independiente, España tendría un mayor déficit fiscal que financiar y la confianza de empresas y consumidores podría deteriorarse".

The Nation (EEUU): ¿Han alcanzado España y Cataluña un punto de no retorno?
Publica The Nation (EEUU): La amarga lucha por un referéndum de independencia ha llevado al país a una grave crisis constitucional. El domingo 17 de septiembre, Juan Ignacio Zoido, ministro español del interior de Twitter, publicó un extraño video en su feed. El clip de 24 segundos mostraba decenas de cajas que las autoridades habían capturado, la mayoría aún en su embalaje original, ubicado en un almacén indescriptible. ¿Habían encontrado drogas? No. ¿Dinero? Tampoco. Cuando la cámara se acercó, mostró un cartel con un "Sí" en negrita, en letras mayúsculas.

Vicenç Navarro: La necesaria movilización de las fuerzas democráticas frente a los herederos del franquismo
El coste de la desmemoria histórica: La escasa recuperación de la Memoria Histórica en los círculos políticos, mediáticos e incluso académicos españoles explica que no se haya corregido la tergiversada historia de este país, tergiversación que continúa dominando el relato del pasado y del presente. No hay plena conciencia ni hay pleno reconocimiento, por ejemplo, de que la Guerra Civil fue un golpe militar contra un sistema democrático gobernado por unas fuerzas políticas promotoras de reformas urgentes y necesarias que estaban afectando los intereses de las clases privilegiadas y dominantes que, siendo una minoría de la población, necesitaron de una enorme y cruel represión frente a la mayoría de la población, que eran las clases populares.

Editorial: El referéndum no es una fiesta sino una batalla
Agencia Sírius: El referéndum del 1-O no es la obsesión de un pequeño grupo de delirantes o de una oligarquía empapelada en los tribunales y en desesperada huida hacia la impunidad sino la voluntad justa y democrática de un pueblo hastiado por un sistema injusto y corrupto desde sus raíces hasta sus más elevadas cimas jerárquicas, en el que un gobierno de ladrones traiciona impunemente su programa electoral y a su propio electorado con medidas contrarias a las promesas y programas sin que pase nada de nada. El referéndum es un grito de "basta" contra un régimen y un estado ilegales, fruto de una dictadura aún latente y corrupta desde sus más altas esencias legislativas y judiciales hasta sus instituciones municipales y el corazón de la escuela pública. Es el referéndum que negó la monarquía y que sigue prohibiendo en Euskal Herria, Galizia, Andalucía o Cataluña por el derecho democrático e irrenunciable a la libre autodeterminación de los pueblos.

Susqueda: un testigo oyó gritos y disparos

Los dos cadáveres que el pasado martes aparecieron en el pantano de Susqueda presentan diversos signos de violencia. Los Mossos d'Esquadra no tienen ninguna duda de que fueron asesinados y más tarde lanzados al agua para ocultar el crimen. Ni de que los cuerpos sean los de los dos jóvenes del Maresme desaparecidos el pasado 24 de agosto. Ella presenta una fuerte contusión en la cabeza, donde también hay un orificio causado por un arma de fuego. El hallazgo implica que el autor de su muerte usó una pistola -o una escopeta- para matarla o para rematarla. El cadáver del joven tiene diversos orificios. Se trata de heridas violentas que podrían haber sido causadas tanto por balas como por cuchilladas. Los investigadores desconocen todavía si fue tiroteado o apuñalado, o ambas cosas. Un testimonio oyó una ráfaga de tres o cuatro disparos, luego un grito de desesperación y, tras este, un último disparo.

La unidad acuática de los Mossos d'Esquadra encontró los cadáveres el pasado martes poco antes del mediodía. El primer cuerpo que localizaron fue el del hombre, con toda probabilidad Marc, de 23 años. Estaba completamente desnudo y flotaba no demasiado lejos de una orilla del embalse. Tenía una mochila enredada entre sus brazos. Las cintas de esta bolsa indujeron a pensar -inicialmente- que tenía las manos anudadas, pero al sacársela los investigadores comprobaron que no era así. El asesino le colocó la mochila a su espalda, pero, tras 32 días bajo el agua, la bolsa se desplazó hasta su pecho.

Los Mossos encontraron dentro de la mochila una piedra de grandes dimensiones, que fue colocada en el interior para hundir el cuerpo e impedir que lo encontraran. Dentro de la bolsa también había objetos personales de Marc. Y toda la ropa que llevaba puesta el día que fue asesinado. Tras matarlo, lo desnudaron y metieron todas sus prendas dentro de la mochila, junto con la piedra.

Al principio, un cuerpo humano inerte se hunde si se abandona en el agua. Pero el proceso de saponificación -la descomposición que se produce bajo el agua, un entorno con poco oxígeno- provoca que el organismo fabrique gas. Esto comporta que poco a poco se hinche y gane volumen, hasta que genera un empuje que lo devuelve a la superficie transcurridos unos días. Como ha ocurrido en este caso, en que incluso cargaba con una mochila que encerraba una piedra de grandes dimensiones. El cuerpo de Paula estaba en una orilla, fuera del agua. Los Mossos creen que su cadáver salió a la superficie hace pocos días como consecuencia del descenso del nivel del pantano. Los policías también la encontraron desnuda. Sospechan que también a ella le ataron alguna bolsa o mochila con un gran peso. Pero, si fue así, de momento no ha aparecido.

Las tareas de identificación de los cadáveres siguen su marcha. Posiblemente los agentes de los Mossos tratarán de certificar que las víctimas son los jóvenes desaparecidos en Susqueda el pasado 24 de agosto, Marc (23 años, Arenys de Munt) y Paula (21 años, Cabrils), a través de la dactiloscopia. Si fallara este proceso, debido al desgaste que presentan las huellas dactilares de sus manos, sería necesario recurrir a las pruebas de ADN. Todos los indicios, sin embargo, incluido su aspecto externo, coinciden con el de los dos jóvenes. Apenas hay esperanza que apunte en otro sentido.

La historia de los gritos

Los investigadores de la Unidad de Personas Desaparecidas de la policía catalana interrogaron hace varios días a un testigo que se encontraba en la zona del pantano de Susqueda en la que se cometió el crimen. Relató a los Mossos que ese día escuchó de lejos una pelea. En concreto habló de disparos y de gritos. Según explicó este testimonio, lo que oyó fue una secuencia compuesta por una ráfaga de tres o cuatro disparos, luego un grito de desesperación y, tras este, un último disparo. Después, silencio. La secuencia podría cuadrar con el asesinato de los dos jóvenes. Ha cobrado importancia este relato después de que durante la autopsia se haya encontrado al menos una herida causadas por un arma de fuego, si bien podrían ser más.

De momento es solo una pista de la que deben estirar los investigadores. Porque, al tratarse de un crimen tan cruel como, en principio, azaroso, resulta tremendamente complicado de investar. Aunque los Mossos hacía tiempo que sabían que se enfrentaban a un doble homicidio, hasta ahora oficialmente estaban solo desaparecidos. Pero tras el hallazgo de sus cuerpos, para los Mossos la necesidad de capturar al asesino (o asesinos) de la pareja se ha multiplicado. Ni Marc ni Paula, al parecer, fueron víctimas de un homicidio motivado por un robo. El coche con el que se adentraron hasta una zona despoblada del pantano de Susqueda, un Opel Zafira, apareció hundido, a 7 metros de profundidad. Sus enseres personales, documentación y ropa también se quedaron allí. Pasan los días, pero no aparece ningún móvil claro.

Las personas que frecuentan la zona hablan de sustos puntuales que se han llevado al coincidir casualmente con pescadores furtivos de Europa del Este, que usan redes para capturar peces. Son episodios en los que algunos aseguran haber sufrido amenazas. Pero nada más. También hay rumores de casas ocupadas en la montaña por personas marginales. La casualidad, al parecer, hizo que la joven pareja se topara con quien no debía. Un asesino que ha destrozado dos familias y ha conmocionado la vida de dos pueblos enteros, informa El Periódico.

Asesinados en Susqueda: maniatados, heridos de arma blanca y golpes en la cabeza
Los cadáveres hallados en el pantano de Susqueda el pasado martes pertenecen a una pareja que fue asesinada. Según fuentes cercanas a la investigación consultadas por este diario, ambos presentan signos de violencia. El cuerpo del hombre tiene heridas de arma blanca y el de la mujer una fuerte contusión en la cabeza. Este miércoles se llevará a cabo la autopsia de ambos cuerpos, un examen forense que permitirá averiguar más detalles acerca de lo ocurrido en este crimen.

La GU vigila las urnas para impedir el 1-O
Desde primera hora de la mañana de este jueves, policía municipal de Barcelona custodia la entrada de los locales de los talleres municipales del Ayuntamiento de la capital catalana situados en la calle Perú. Según informa el sindicato CNT-AIT, los agentes de la Guardia Urbana impiden entrar o salir de estos establecimientos, incluyendo a los trabajadores. Fuentes del cuerpo municipal han asegurado que se está dando cumplimiento a la orden de la Fiscalía que obliga a preservar el material electoral del Estado para que no se use en el referéndum del 1-O.

Vicenç Navarro: La necesaria movilización de las fuerzas democráticas frente a los herederos del franquismo
El coste de la desmemoria histórica: La escasa recuperación de la Memoria Histórica en los círculos políticos, mediáticos e incluso académicos españoles explica que no se haya corregido la tergiversada historia de este país, tergiversación que continúa dominando el relato del pasado y del presente. No hay plena conciencia ni hay pleno reconocimiento, por ejemplo, de que la Guerra Civil fue un golpe militar contra un sistema democrático gobernado por unas fuerzas políticas promotoras de reformas urgentes y necesarias que estaban afectando los intereses de las clases privilegiadas y dominantes que, siendo una minoría de la población, necesitaron de una enorme y cruel represión frente a la mayoría de la población, que eran las clases populares.

Vicenç Navarro: La necesaria movilización de las fuerzas democráticas frente a los herederos del franquismo

El coste de la desmemoria histórica: La escasa recuperación de la Memoria Histórica en los círculos políticos, mediáticos e incluso académicos españoles explica que no se haya corregido la tergiversada historia de este país, tergiversación que continúa dominando el relato del pasado y del presente. No hay plena conciencia ni hay pleno reconocimiento, por ejemplo, de que la Guerra Civil fue un golpe militar contra un sistema democrático gobernado por unas fuerzas políticas promotoras de reformas urgentes y necesarias que estaban afectando los intereses de las clases privilegiadas y dominantes que, siendo una minoría de la población, necesitaron de una enorme y cruel represión frente a la mayoría de la población, que eran las clases populares.

De no ser por la enorme resistencia popular en la mayor parte de los territorios españoles, aquel golpe militar se hubiera impuesto en cuestión de dos o tres meses. Pero a pesar de la ayuda de las tropas nazis alemanas y fascistas italianas, y de la escasa ayuda militar que el gobierno republicano recibió de los supuestamente democráticos gobiernos occidentales (temerosos estos de que las reformas altamente populares del Frente Popular contaminaran a sus propias clases populares), no pudieron conseguir someter a la mayoría de la población hasta tres años más tarde, estableciendo uno de los regímenes más represivos, crueles y terroristas (es decir, que el terror era una política del Estado) que hayan existido en Europa durante el siglo XX. Nunca hay que olvidar que por cada asesinato que cometió Mussolini, el régimen de Franco cometió diez mil.

La Guerra Civil fue una lucha de clases. Pero también fue una lucha de dos visiones de lo que es España

No hay duda de que la Guerra Civil fue una lucha de clases, de las oligarquías y de las burguesías en contra de la clase trabajadora de los distintos pueblos y naciones de España. Los vencedores de aquella lucha de clases establecieron el Estado dictatorial, y, cuarenta años más tarde, fueron las fuerzas dominantes en la transición de la dictadura a la democracia, definida erróneamente como modélica. Y digo erróneamente porque el desequilibrio de fuerzas en aquel proceso fue tan grande a favor de los vencedores de la Guerra Civil y en contra de los vencidos (las izquierdas que lideraban las fuerzas democráticas) que era imposible que el resultado de aquella transición fuera modélico. Su producto, la democracia española, era y continúa siendo enormemente limitada y el Estado del Bienestar fue y continúa siendo muy insuficiente. Los datos que avalan tal observación están ahí para el que quiera verlos. Los muestro en mis libros (ver Bienestar insuficiente, democracia incompleta. De lo que no se habla en nuestro país. Anagrama, 2002; y El subdesarrollo social de España: causas y consecuencias. Anagrama, 2006).

Ahora bien, hay otra parte de la desmemoria histórica que está incluso más ocultada. Es poco conocido hoy en España que además de la lucha de clases que apareció en la mayoría de los pueblos y naciones de España, hubo otra lucha que se sintió con especial énfasis en las naciones “periféricas”, como Catalunya y el País Vasco (y también en Galicia). La represión en contra de la cultura e identidad nacional en Catalunya fue una característica de aquel golpe militar y del régimen que estableció. Puedo dar constancia de ello, como catalán que soy. No soy muy dado a referirme a experiencias personales, pero me permito hacer una excepción en este artículo en mi intento de explicar una dimensión poco conocida del pasado de nuestro país a mis amigos al sur del Ebro, a quien está dirigido predominantemente este artículo.

Cuando yo era un niño, alrededor de los 10-11 años, un gris (la policía franquista) en Barcelona se molestó por dirigirme a él, en la calle, en catalán –mi lengua materna- diciéndome “no hables como un perro, habla como un cristiano”. Recuerdo bien la frase, a la que respondí escupiéndole en la cara. Además de la paliza y el bofetón que me dio, me llevó al cuartelillo de la policía, desde donde llamaron a mis padres, maestros republicanos que fueron brutalmente represaliados por su apoyo a las reformas educativas de la República y a la Generalitat de Catalunya (ver Una breve historia personal de nuestro país. biografía de Vicenç Navarro, en www.vnavarro.org). Mi padre me acarició la cabeza, y hablando para sí mismo dijo “Tan jove, ja” (tan joven, ya), y mi madre, delante de los grises, me dio uno de los besos más grandes y más políticos que una madre haya dado a su hijo en Catalunya, mostrando lo enormemente orgullosa que estaba de mí.

En muchas partes de España parece no conocerse que siempre ha habido en Catalunya un sentimiento de identidad que no tiene por qué ser excluyente o insolidario. Es cierto que este sentimiento puede lamentablemente traducirse en un nacionalismo excluyente. Así pasó con Jordi Pujol, el mayor punto de referencia político del nacionalismo catalanista conservador, cuando escribía que los “inmigrantes” murcianos y andaluces que venía a trabajar a Catalunya (a los que la burguesía catalana y los nacionalistas pujolianos llamaban “charnegos”) tenían una capacidad intelectual inferior a la de los catalanes. Ahora bien, siempre hubo otro sentimiento identitario solidario característico de las izquierdas catalanas, opuesto al anterior.

En el mismo periodo que Jordi Pujol promovía aquel nacionalismo, yo escogí ser médico de los “charnegos” en el barrio más pobre de Barcelona, el Somorrostro. La resistencia antifascista que se había infiltrado en el sindicato fascista, el SEU, fundó el SUT (el Servicio Universitario del Trabajo), que había establecido el único centro sanitario en aquel barrio y cuyos habitantes representaban la clase trabajadora venida de otras parte de España que estaba construyendo el país y luchando, muchos de ellos, en la resistencia antifascista. Las izquierdas catalanas siempre vimos que la lucha social y la lucha por la recuperación de la identidad catalana estaban unidas, pues la causa de su opresión era la misma: el Estado fascista. Y esta diversidad de identidades regionales y nacionales era la riqueza del país. Nuestro deseo era que tal diversidad quedara reflejada en la configuración del Estado cuando se estableciera la democracia.

La España plurinacional fue siempre la visión preferente dentro de las izquierdas catalanas y españolas

La tergiversada historia de España, heredada de la dictadura, ha ocultado que siempre ha habido dos versiones de España. Una, la uninacional, de las derechas españolas, cuya máxima expresión se dio durante el fascismo. Esta visión de España es la visión de los vencedores de la Guerra Civil. Pero la de los vencidos era la visión plurinacional y pluri-identitaria, característica de las izquierdas. No se conoce en España que tanto el PSOE como el PCE, durante la resistencia antifascista, tenían en su programa el reconocimiento de dicha plurinacionalidad, garantizada por el derecho de decisión o autodeterminación, que aseguraba que la deseada unión de España estuviera basada en la voluntad de las distintas regiones y naciones de España, en lugar de estar unidas por la fuerza, tal como exige la actual Constitución Española, que asigna nada menos que al Ejercito la función de asegurar tal unión (cláusula impuesta por el Monarca y el Ejército en el redactado de la Constitución). En esta última versión, la uninacional, se consideraba a la visión plurinacional como la anti-España, siendo brutalmente reprimida por el régimen dictatorial, y todavía ocultada o discriminada durante el régimen del 78 iniciado en la inmodélica transición, como resultado de la pervivencia de la cultura franquista, todavía muy extendida en los aparatos del Estado español, incluyendo su judicatura y sus órganos de seguridad.

La represión fascista contra los que la dictadura definió como rojos separatistas

La mayor represión fruto del golpe militar fascista y del régimen que le siguió fue dirigida a los que fueron definidos como rojos y separatistas, categorías que incluían en Catalunya a aquellas personas que habían luchado por una España justa, libre y democrática (a las que definían como rojos), y a aquellas personas que luchaban por una España plurinacional (a las que definían como separatistas). Y lo peor de esta represión era que a uno se le definiera como rojo y separatista, como lo fue gran parte de mi familia, incluyendo mi padre, al que se le supuso separatista por haber sido secretario de la Asociación en Defensa de la República Catalana en la Federación Española. Mi padre era federalista, no secesionista. Y amaba profundamente a España y a Catalunya. Era valenciano de origen y maestro ilusionado, junto con mi madre, también maestra ilusionada, con las reformas docentes realizadas por la Generalitat de Catalunya y por la II República. Que los considerasen a ellos, mis padres (y mis tíos y tías que tuvieron que dejar España y más tarde luchar contra el nazismo en la Francia ocupada) como anti-España, es absurdo y ofensivo en extremo, pues lucharon y dieron lo mejor de su vida por otra España diferente a la España monárquica borbónica, centrada en la capital del Reino, Madrid (que no tenía nada que ver con el Madrid popular), radial, jerárquica, corrupta e injusta.

Su España era republicana, democrática, justa y plurinacional. Pero para los “nacionales” (así se definían a sí mismas las fuerzas fascistas), los que apoyaban la otra visión de España eran antiespañoles. Para ellos, separatistas eran todos aquellos que no compartían su visión uninacional. El president Companys (al que los fascistas fusilaron), que había sido director de una revista titulada Nueva España, y que fue Ministro del gobierno español republicano, era un federalista, no un secesionista. Y sorprenderá también a muchos lectores saber que los mártires y héroes cuya vida y muerte se homenajea el día nacional de Catalunya, el 11 de septiembre, por defender los derechos de Catalunya frente a Felipe V, de la realeza borbónica, también luchaban por el bien de España, dato que las derechas nacionalistas españolistas y los independentistas siempre ocultan en su historia tergiversada de España.

Cito textualmente las palabras del General Villarroel, que dirigió a los luchadores que se enfrentaron a las fuerzas borbónicas que los derrotaron, eliminando los derechos de la nación catalana: “Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. ¡Por nosotros y POR LA NACIÓN ESPAÑOLA PELEAMOS! Hoy es el día de morir o vencer” (el original no está en mayúsculas, las añado para que se pueda leer bien). Queda claro que los héroes masacrados por las tropas borbónicas luchaban por otra visión de España, claramente plurinacional, cuya memoria es recordada el 11 de septiembre, la Fiesta Nacional de Catalunya. El Día Nacional en la primera versión de España –la uninacional borbónica- es el día de la Raza (tal como se llamaba) en el que se celebra la victoria y conquista de un nuevo continente. En Catalunya, sin embargo, el Día Nacional es un homenaje a los derrotados defendiendo otra visión de Catalunya y de España.

El renacer del plurinacionalismo

Esta visión plurinacional ha continuado viva en las izquierdas catalanas durante la época democrática. Fue precisamente un gobierno de izquierdas -el gobierno tripartito socialista de Pasqual Maragall- el que preparó el Estatut de Catalunya que fue vetado, después de ser aprobado por el Parlament de Catalunya, por las Cortes Españolas y refrendado por la población en Catalunya, por el Tribunal Constitucional (TC), controlado por el PP. Tal veto (de partes esenciales de aquel Estatut, como considerar a Catalunya como una nación) y la pasividad del PSOE han creado la situación actual. La derecha española en general, y el PP en particular, han sido una fábrica de independentistas. El nacionalismo españolista y su versión y expresión uninacional son la mayor causa del crecimiento del independentismo.

Dicho esto, me niego a creer que el gobierno Rajoy esté aplicando claras políticas represivas que están incrementando el independentismo como resultado de su incompetencia, como algunas voces de izquierdas están indicando. El Sr. Rajoy encaja perfectamente en el molde extremista del nacionalismo uninacional heredado del franquismo. Cree, como también creen muchas personas de derechas, e incluso de izquierdas, que los partidos independentistas son los responsables de haber creado este enorme movimiento en Catalunya, sin querer darse cuenta de que la realidad es precisamente lo contrario. Ha sido el hecho de ver desoídas las justas demandas de redefinición de España lo que ha convertido el deseo de reconocimiento en un deseo de separación. Y el hecho de que la visión uninacional sea todavía la dominante en España, en parte debido a la renuncia por parte de las izquierdas tradicionales de su visión plurinacional, explica el comportamiento electoralista de Rajoy, totalmente comprensible desde el punto de vista electoral, pues lo beneficia a nivel de votos.

La demanda por un referéndum

En Catalunya, según las encuestas, la mayoría favorece una consulta o un referéndum sobre si Catalunya debería separarse o no de España. Tal apoyo va (según la encuesta) de un 70 a un 80%. Sin embargo, la mayoría no es favorable a la independencia. La prohibición del “referéndum” por parte del Estado y del gobierno Rajoy, consecuente con su historia de falta de sensibilidad hacia las peticiones provenientes de Catalunya, ha generado una gran protesta, claramente instrumentalizada por los partidos independentistas que gobiernan Catalunya, que han utilizado a su vez métodos sectarios y antidemocráticos en su instrumentalización del referéndum, el cual se ha transformado más en un plebiscito de apoyo a la independencia que en un auténtico proceso de debate democrático sobre los méritos o deméritos de tal opción, libremente expresados en los medios públicos de la Generalitat. En realidad, tales medios han sido meros instrumentos independentistas.

Esto ha dado pie a desarrollar una enorme represión contra las instituciones de la Generalitat de Catalunya que está siendo llevada a cabo por los aparatos del Estado uninacional (el judicial y el policial) bajo el gobierno Rajoy, represión que están afectando los derechos políticos y civiles de toda la población mediante medidas que, como han indicado varios juristas y constitucionalistas de conocido prestigio (como el Sr. José Antonio Martín Pallín, fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo, el Sr. Baltasar Garzón o el profesor Javier Pérez Royo), son ilegales.

Crítica a algunas respuestas de sectores de izquierdas

Ante esta situación es sorprendente el silencio de la intelectualidad española. Me parece bien que unas personas de izquierdas publicaran en El País (hoy uno de los diarios más hostiles a la transformación social y nacional de España) una carta indicando que el referéndum no es un referéndum. Debo ser una de las personas en Catalunya que ha sido más crítica con Junts Pel Sí y su mal llamado referéndum. Ahora bien, me parece muy mal que no critiquen la continua y agresiva intervención del Estado, tanto por parte del gobierno como por parte de los aparatos del Estado, dirigidos por un coronel de la Guardia Civil, procedente de una familia de Fuerza Nueva y hermano de un ex miembro del TC, hecho ampliamente conocido en Catalunya.

El sistema judicial y constitucional español dista mucho de ser el sistema democrático que el país tendría si hubiera habido una ruptura con el Estado anterior. Y lo mismo ocurre con las fuerzas de seguridad. Es preocupante que miembros de la Guardia Civil saludaran a miembros de la ultraderecha que los vitoreaban cuando estaban reprimiendo manifestaciones totalmente pacíficas y no violentas. Hemos visto estos días la llegada a Barcelona de grupos civiles fascistas que están intentando agredir a la población, que se está manifestando pacíficamente. Estos mismos grupos fascistas rodearon el centro de Zaragoza, donde fuerzas democráticas estaban reunidas para realizar un acto político que pudiera contribuir a resolver uno de los mayores problemas que hoy existen en España. No ha habido ninguna detención de miembros de dichos grupos. Y los políticos que acudieron al acto tuvieron que encerrarse en el lugar donde éste se realizaba.

La llamada a la movilización democrática

Cualquier persona democrática, sea o no catalana, consciente de la historia real y no tergiversada del país, necesita movilizarse y decir NO a esta ocupación de Catalunya por los aparatos del Estado central, dirigidos por un gobierno corrupto que utiliza el Estado y sus aparatos de represión para fines partidistas y personales. Escribir ahora diciendo que el referéndum propuesto por la Generalitat de Catalunya no es legal me parece insuficiente. Lo que estamos viendo hoy es la movilización de las fuerzas herederas del fascismo, los súper patriotas de siempre, que están, como también hicieron en el 36, recurriendo a una represión que (por desgracia y como resultado de la insuficiente recuperación de la memoria histórica está contando con la simpatía de amplios sectores de la población española), reforzando así su dominio sobre España y su Estado.

La victoria de Rajoy en su enfrentamiento con la Generalitat de Catalunya (conseguida, una vez más, con la pasividad del PSOE) debilitará enormemente a las fuerzas democráticas en España. De ahí la importancia de las fuerzas españolas que se reunieron en Zaragoza representando esa otra España, la plurinacional, sin la cual será también imposible resolver el gran problema social creado a su vez por el mismo Estado uninacional (también con la pasividad del PSOE). La democracia en España está en peligro y el máximo responsable de ello es la persistencia de la cultura franquista en el Estado español.

El movimiento democrático iniciado en Catalunya que debería extenderse al resto de España

La represión ha movilizado a la mayoría de las asociaciones progresistas de la sociedad civil, desde los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT, hasta los movimientos vecinales, asociaciones de pequeños empresarios, clubs de fútbol, etc. que se están organizando para oponerse a tanta represión. La gran mayoría de dichas asociaciones no son independentistas, pero se sienten ofendidas por la brutal represión que está hoy teniendo lugar en Catalunya. Y un elemento muy importante es que se ha diluido el protagonismo que los partidos independentistas y los movimientos afines como la ANC y OMNIUM CULTURAL han tenido hasta ahora, dirigiendo las movilizaciones. Los sindicatos son las asociaciones civiles más grandes de Catalunya, y junto con la clase trabajadora, que no es independentista y no se movilizó en las campañas independentistas, se están ahora movilizando para defender las instituciones catalanas y la democracia.

Es significativo que los trabajadores del puerto no estén abasteciendo a los barcos que han utilizado las tropas enviadas a Catalunya para ocuparla. El movimiento pro-independentista grande, pero no mayoritario, se está ampliando en un movimiento más grande a favor de la democracia, de las instituciones catalanas y de la plurinacionalidad de España. Hoy, significativamente reunidos en el Museo de Historia de Catalunya, han aprobado un manifiesto en el que se convoca a la sociedad civil catalana a defender la democracia en Catalunya, violada ahora por el intervencionismo judicial y político del Estado español. Por el bien de Catalunya y de España es importante que se haga esta movilización de todas las fuerzas democráticas en contra de las políticas antidemocráticas y represoras que están siguiendo los herederos de la dictadura que oprimió tanto a las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España.

Vicenç Navarro ha sido Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona. Actualmente es Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Pompeu Fabra (Barcelona, España). Ha sido también profesor de Políticas Públicas en The Johns Hopkins University (Baltimore, EEUU) donde ha impartido docencia durante 48 años. Dirige el Programa en Políticas Públicas y Sociales patrocinado conjuntamente por la Universidad Pompeu Fabra y The Johns Hopkins University. Dirige también el Observatorio Social de España.

The Nation (EEUU): ¿Han alcanzado España y Cataluña un punto de no retorno?
Publica The Nation (EEUU): La amarga lucha por un referéndum de independencia ha llevado al país a una grave crisis constitucional. El domingo 17 de septiembre, Juan Ignacio Zoido, ministro español del interior de Twitter, publicó un extraño video en su feed. El clip de 24 segundos mostraba decenas de cajas que las autoridades habían capturado, la mayoría aún en su embalaje original, ubicado en un almacén indescriptible. ¿Habían encontrado drogas? No. ¿Dinero? Tampoco. Cuando la cámara se acercó, mostró un cartel con un "Sí" en negrita, en letras mayúsculas. La policía española había confiscado 1.3 millones de carteles, folletos y panfletos que piden un voto "Sí" en el próximo referéndum catalán sobre la independencia, que está previsto que tenga lugar en toda la región el 1 de octubre.

Javier Pérez Royo: El TC vulneró la constitución con un "golpe de Estado" en 2007
El catedrático de Derecho Constitucional, Javier Pérez Royo, se siente “una voz que clama en el desierto”. Él mismo define así su visión sobre la situación catalana, que viene denunciando desde el 2007, y que supone toda una rareza en la literatura constitucionalista publicada y debatida en los últimos años. Defiende que fue el Tribunal Constitucional quien rompió el pacto constitucional y dejó a Catalunya fuera del marco, con lo que era previsible que se produjera una situación tan anómala como la actual.

La AN admite la denuncia por sedición de las protestas en BCN
Quedan sólo cuatro días para el referéndum del 1-O. Cuatro días que se presentan intensos y cargados de información. Para empezar, el referéndum independentista convocado en Catalunya centra la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso, donde hasta seis partidos sacarán a colación la consulta y recibirán la réplica de cuatro ministros.

La GU vigila las urnas para impedir el 1-O
Desde primera hora de la mañana de este jueves, policía municipal de Barcelona custodia la entrada de los locales de los talleres municipales del Ayuntamiento de la capital catalana situados en la calle Perú. Según informa el sindicato CNT-AIT, los agentes de la Guardia Urbana impiden entrar o salir de estos establecimientos, incluyendo a los trabajadores. Fuentes del cuerpo municipal han asegurado a La Vanguardia que se está dando cumplimiento a la orden de la Fiscalía que obliga a preservar el material electoral del Estado para que no se use en el referéndum del 1-O.

La GU vigila las urnas para impedir el 1-O

Desde primera hora de la mañana de este jueves, policía municipal de Barcelona custodia la entrada de los locales de los talleres municipales del Ayuntamiento de la capital catalana situados en la calle Perú. Según informa el sindicato CNT-AIT, los agentes de la Guardia Urbana impiden entrar o salir de estos establecimientos, incluyendo a los trabajadores. Fuentes del cuerpo municipal han asegurado que se está dando cumplimiento a la orden de la Fiscalía que obliga a preservar el material electoral del Estado para que no se use en el referéndum del 1-O.

El medio del sindicato Solidaritat Obrera, informaba a través de las redes de la presencia de los agentes a las puertas de los locales custodiando, no requisando, las urnas que se almacenarían en su interior. Dicho medio se hace eco de la información recogida de los “trabajadores de empresas externas” que habitualmente operan allí, a quienes se les ha indicado que “hoy no es un buen día para trabajar”.

La custodia de estas urnas estaría en consonancia con la orden del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que este miércoles ha ordenado a la Fiscalía, a cuatro días del referéndum del 1-O, que cese en sus “diligencias, actuaciones e instrucciones” para impedir la votación porque una magistrada del alto tribunal catalán ya ha asumido la investigación y ha ordenado a los Mossos d’Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional que impidan la utilización de locales o edificios públicos para la preparación del referéndum y que obligue a cerrar los que se hubieran podido abrir para la votación.

Desde la Guardia Urbana aseguran que el dispositivo desplegado simplemente es de custodia y que las urnas no serán trasladadas a ningún otro lugar. Inciden en que se trata de dar cumplimiento a la orden emitida por la Fiscalía y reiterada por el Tribunal Superior de justicia de Catalunya que reclama custodiar ese material que es propiedad del Estado, a pesar de que “este material se guarda bastante bien”.

Desde el mismo cuerpo policial se aclara que el dispositivo es de vigilancia, de manera que simplemente hay un coche de la autoridad municipal custodiando los locales y que, a priori, este dispositivo se mantendrá hasta el domingo puesto que la orden de la Fiscalía es que no se usen las urnas en el referéndum del 1-O, informa La Vanguardia.

The Nation (EEUU): ¿Han alcanzado España y Cataluña un punto de no retorno?
Publica The Nation (EEUU): La amarga lucha por un referéndum de independencia ha llevado al país a una grave crisis constitucional. El domingo 17 de septiembre, Juan Ignacio Zoido, ministro español del interior de Twitter, publicó un extraño video en su feed. El clip de 24 segundos mostraba decenas de cajas que las autoridades habían capturado, la mayoría aún en su embalaje original, ubicado en un almacén indescriptible. ¿Habían encontrado drogas? No. ¿Dinero? Tampoco. Cuando la cámara se acercó, mostró un cartel con un "Sí" en negrita, en letras mayúsculas.

La AN admite la denuncia por sedición de las protestas en BCN
Quedan sólo cuatro días para el referéndum del 1-O. Cuatro días que se presentan intensos y cargados de información. Para empezar, el referéndum independentista convocado en Catalunya centra la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso, donde hasta seis partidos sacarán a colación la consulta y recibirán la réplica de cuatro ministros.

Palestina entra en la Interpol pese a las presiones de Israel
La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) ha aceptado al Estado de Palestina como país miembro, pese a la oposición del régimen sionista de Israel. “El Estado de Palestina y las islas Salomón (en Oceanía) ya son miembros de la Interpol”, ha comunicado este organismo internacional en un mensaje publicado este miércoles en su cuenta en Twitter.